Si Estados Unidos se encuentra en la cima del mundo, es porque transformó la guerra en una actividad muy redituable. Y en su camino por mejorar sus estrategias y tácticas, desarrollo armas de destrucción fascinantes. Pero esto no se logro de la noche a la mañana; fue un proceso de prueba y error que podemos apreciar claramente con estos 10 modelos de aviones militares que quedaron en la historia.
X-13 Vertijet
Era el año 1947 y la Marina de los Estados Unidos quería crear un avión que despegará y aterrizará de forma vertical. El objetivo se logró en varias pruebas que comenzaron en el año 1955; luego el proyecto fue abandonado debido a la falta de capacidad operacional.
HZ-1 Aerocycle
En los años 50´, reconocer el campo de batalla no era una tarea tan sencilla como lo es hoy. Para esa tarea, la Fuerza Aérea Estadounidense quería tener un vehículo de reconocimiento aéreo, unipersonal y simple. Bajo estos conceptos nació el HZ-1 Aerocycle, una especie de maquina voladora moderna. Aunque parezca alocado, este aparato funcionaba muy bien. El único problema era que, costaba muchísimo manejarlo y requería una destreza extrema, razón por la cual quedo en la historia de la aviación.
F2Y Sea Dart
El Convair F2Y Sea Dart fue el primer y único hidroavión que logro superar la velocidad del sonido, hecho por el cual el ejército se encontraba muy entusiasmado con este proyecto. Pero en el año 1954, el hidroavión se desintegro en una exhibición, causando la muerte de su piloto y la cancelación del proyecto
Northrop YB-49
El Northrop fue un bombardero muy avanzado para su época; su diseño se asemeja más a aviones modernos y no a los de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de generar una buena impresión, aparecieron algunos problemas técnicos que terminaron destruyendo a dos de ellos, matando a sus pilotos. Faltarían varios años para que aviones de este tipo llegaran a madurar.
XC-120 Packplane
Este sí que es bastante raro. Se trata de un transporte experimental, que utilizaba un compartimiento que se desprendía del avión. Se fabricó sólo un XC-120, que fue exhibido en varias ocasiones. Tras varias pruebas, el proyecto no avanzaba y fue cancelado
XF-85 Goblin
Nuevamente otro “espécimen” muy raro. El XF-85 Goblin fue creado para ser cargado en la bahía de bombas de un Convair B-36 y ser lanzado cuando el bombardero se encuentre en problemas. Como era de esperarse, la Fuerza Aérea pensó en frió y tiro este proyecto a la basura
Republic XF-103 Thunderwarrior
Este avión fue creado durante la Guerra Fría para interceptar bombarderos soviéticos a alta velocidad. El proyecto nunca llego a salir de meros diseños por diversas cuestiones; por ejemplo, su enorme “nariz” era detectada hasta por cualquier radar
A-12 Avenger II
El Avenger II fue un proyecto para reemplazar y mejorar a los viejos A-6; pero fue cancelado en 1991 debido a los altos costos para su realización
Convair XFY Pogo
Otro avión de despegue vertical, que a diferencia del anterior, este se apoya sobre su cola para despegar. La idea del Convair Pogo era que despegase desde pequeños barcos de guerra y sirviera para escoltar convoys de provisiones. Tras varias pruebas, se dieron cuenta que intentar aterrizar un avión, de forma vertical, en un barco, era una tarea muy compleja
Lockheed YF-12 
Otra joya creada en base a la paranoia de la Guerra Fría. El YF-12 rompió con todos los records de velocidad de la época; se trataba del caza-bombardero más rápido del mundo. ¿El problema? La CIA llego a la conclusión de que la URSS no tenía ningún bombardero tan rápido como para justificar el desarrollo del YF-12.
XB-70

Estaba siendo desarrollado en 1954 para ser un avión de grandes dimensiones propulsado por seis turborreactores y capaz de volar a velocidades Mach 3 a una altitud de 21.000 metros, lo que le habría permitido evitar los interceptores, la única arma anti bombardero efectiva en esa época, pero el proyecto se canceló porque 2 prototipos se estrellaron…
Como verán, no toda la historia militar de los Estados Unidos fue un éxito.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este