El universo puede destruir la tierra o nuestro mundo de diferentes formas, puede suceder mañana o puede tardar miles de millones de años. 
El universo es paciente, puede esperar, pero el día que menos lo esperemos puede pasar algo como esto:
# 7. Estrellas a híper-velocidad (Hypervelocity Stars)
Lo que tendemos a llamar a las estrellas fugaces son en realidad meteoritos ardiendo en la atmósfera de la Tierra. Pero de hecho, las estrellas fugaces si existen, son estrellas muy reales, son como “grandes bolas de fuego nuclear a un millón de kilómetros de distancia” – con una velocidad tan grande que, efectivamente, puede escapar a la atracción gravitatoria de las galaxias y vagar libremente por todo el universo.
Estas estrellas despreocupadas son los ángeles del demonio del cosmos: Son grandes, dan miedo y notoriamente difícil de parar. Sí, hay bolas del tamaño de sol con energía nuclear volando por donde quieran, a velocidades de hasta 4.000 kilómetros por segundo, quemando todo lo que se encuentren en su camino.
¿Cómo nos podrían afectar?

Ok, sólo hemos encontrado como 16 de estas estrellas a híper-velocidad. Cuando usted toma en cuenta el hecho de que nuestro sistema solar no es más que una partícula de materia fecal en el inodoro gigante que es el universo, las posibilidades de uno de esos logren impactar con la tierra son prácticamente cero… pero la posibilidad sigue estando presente…

El problema también está en que cuando nueva tecnología entra en el juego, nuevos datos entran a la ecuación. Por ejemplo, el nuevo telescopio Pan-STARRS en los últimos cinco meses ha encontrado por lo menos 19 asteroides completamente desconocido que representan un peligro potencial para la Tierra. Y estos se han encontrado a “tan solo” 7,5 millones de kilómetros de distancia.
# 6. Agujeros Negros (Black Holes)

No sólo las estrellas pasean con velocidad apocalíptica al azar por todo el universo. La ciencia ha descubierto que los agujeros negros puede moverse a velocidades terribles, también!

Agujeros negros? El gran aplastador y succionador del espacio? A los que no se les puede escapar y no se pueden ver aún? Si! Esos mismos…
¿Cómo nos podrían afectar?

Los agujeros negros, son notoriamente difíciles de detectar en la vasta oscuridad del espacio. Podría ser que viene a nosotros en este mismo momento y nunca lo notemos. Y por supuesto, hay cientos de agujeros negros sobre nuestra galaxia.

# 5. Canibalismo galáctico (Galactic Cannibalism)

Este fenómeno conocido canibalismo galáctico, es uno de esos nombres raros científicos que significan lo que la misma claridad precisa. Básicamente, las galaxias más pequeñas sucumben a la gravedad de una más grande y se absorbe lentamente en ella, aumentando así su masa y lo que hace aún más grande, por lo que puede comer más galaxias. Incluso nuestra propia Vía Láctea es conocido por disfrutar de este comportamiento de vez en cuando.

¿Cómo nos podrían afectar?

 No es una cuestión de cómo, es una cuestión de cuándo. Vea, una de las galaxias más grandes que existe es Andrómeda. Usted sabe, nuestro vecino más cercano de Andrómeda… ves esa foto de ahí arriba? es una simulación por ordenador de lo que Andrómeda va a hacer con nosotros algún día. Nosotros, como una galaxia, vamos a ser comidos.

Esto hará que las dos galaxias se compriman lentamente en un lío de estrellas en los próximos 3 mil millones de años aproximadamente, o incluso la transformación de nuestro propio sol en una de esas estrellas híper-veloces.
# 4. Evento de Meta-estabilidad del Vacío (Vacuum Metastability Event)

Física cuántica, el estudio de “un comportamiento dual de partículas en forma de onda y la interacción de la materia y la energía,” es la ciencia tratando de surgir con algunas de las teorías más alucinantes de la vida, el universo y del todo. Uno de los más desconcertante es la sugerencia de que (como en “nosotros, todos y todo en el universo”) pueden existir en un estado de falso vacío.

Una gran cantidad de términos abstractos como “burbujas” y “los niveles de vacío” están involucrados, pero en términos simples, esto significa que el universo fue construido a partir de piezas dudosas y terminó con un nivel de energía muy bajo durante más de sustento temporal. Por lo tanto, en un momento dado, podría dejarlo y sucumbir a la presión, sólo para ser sustituido por niveles de energía más alto.

¿Cómo nos podrían afectar?

Se llama evento de meta-estabilidad del vacío, que es lo que ocurre cuando los niveles de energía del vacío de nuestro universo se ponen feos. Si esto sucediera, el consiguiente colapso del nivel de la Tierra con una explosión a la velocidad de la luz antes que cualquiera de nosotros nos diera tiempo incluso de parpadear.

# 3. Radiación Cósmica (Cosmic Radiation)

Si sintoniza su televisor entre canales, parte de la “nieve” que ve en la pantalla es el ruido de fondo causado por la radiación cósmica. También puede conocer este fenómeno como un silbido bajo al fondo de todos los otros ruidos. Eso es sólo la radiación de fondo, hay también otros tipos, más letal que nos bombardean desde el espacio en todo momento.

¿Cómo nos podrían afectar?

Mientras los rayos cósmicos son sean capaces de enviar microondas lo suficientemente potente como para hacer lo que un horno microondas real sí logra, otros tipos de rayos son más que capaces de hacernos daño. Lo único que nos protege es nuestra atmósfera, en especial la capa de ozono. Ya sabes, la capa de ozono? Lo que todos íbamos a salvar en los años 90 y luego se olvidó por completo?

# 2. Estallidos de Rayos Gamma (Gamma Ray Bursts)

Mientras que los rayos cósmicos pueden ser perjudicial e incluso mortal, son detenidos por nuestro sistema integral de defensa (la atmosfera). El Estallidos de Rayos Gamma es algo parecido al rayo de la estrella de la muerte de Star Wars, pero en una escala cósmica.

Es causada por una estrella masiva en particular, colapsando en un agujero negro, que inicia una explosión de supernova, que a su vez emite destellos individuales de energía en direcciones opuestas. Cada una de estas bengalas tiene niveles de energía que dejan en ridículo incluso a las supernovas. Una explosión típica libera tanta energía en pocos segundos como nuestro sol en toda su vida de 10 mil millones de años.

¿Cómo nos podrían afectar?

Si pasa en nuestra galaxia – básicamente cualquier lugar de nuestra galaxia – efectivamente destruirá la capa de ozono, bombardeando la Tierra con enormes cantidades de radiación UV. Por suerte, nuestros equipos de medición dicen que estos eventos son relativamente raros en el universo:

# 1. Los magnetares (Magnetars)

Los magnetares son un tipo de estrella de neutrones, y es lo que queda cuando una estrella masiva se expande lo suficiente en una supernova. Están compuestas de un material llamado neutronio, un dedal de los cuales pesa aproximadamente 100 millones de toneladas.

Los magnetares tienen potentes campos magnéticos que emiten enormes cantidades de energía y de radiación electromagnética (como los rayos X y rayos gamma). Así que, básicamente, un magnetar es una explosión de rayos gamma omnidireccional combinado con un EMP a nivel cósmico.

¿Cómo nos podrían afectar?

No hay magnetares en nuestra vecindad inmediata, pero la radiación de incluso los más lejanos bien podría dañar la Tierra.

De hecho, las explosiones menores ya nos han afectado:
– En 1979, un grupo de naves espaciales soviéticas, quedaron inactivas después de una caída del satélite, estaban saturados de radiación extrema magnetar. El pulso luego pasó a dañar tres satélites del Departamento de Defensa
– En 2004, hubo otra explosión magnetar, esta fue tan intensa que realmente afectó nuestra ionosfera. Esa explosión se produjo a 50.000 años luz de distancia.
No queda más por decir que hay formas dramáticas e incomprensibles en la que el universo puede destruirnos sin avisar, por lo que cada día que estemos vivos es un verdadero milagro.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este