Coches, casas y otros objetos fueron arrastrados al océano como el viento mueve una pluma en el aire. Llevamos semanas pendientes de la evolución de la central nuclear de Fukushima y el estado de los desplazados por el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo, pero dos expertos de la Universidad de Hawai se han preguntado qué va a suceder con el amasijo de escombros y restos inservibles provocados por la fuerza del mar en ciudades como Sendai.

Nikolai Maximenko y Jan Hafner han desarrollado un modelo explicativo, según de dónde pueden estar los restos del tsunami basado en el comportamiento de varias boyas lanzadas a la deriva durante años para su estudio.
Los restos de la catástrofe se extienden por el Océano Pacífico y se espera que en el plazo de un año alcancen los restos se encuentren en las aguas cercanas a las costas de Hawai. Dentro de dos años sus habitantes encontrarán restos en sus costas y en tres años los escombros alcanzarán la costa oeste de los Estados Unidos y Canadá. Se encontrarán restos en las playas de California, la Columbia Británica, Alaska…
Los restos acabarán formando parte del ‘Basurero del Pacífico’, un área del tamaño de la Península Ibérica en pleno Océano Pacífico en donde hay seis veces más plásticos y desechos no biodegradables que plancton. Aquí los restos se irán haciendo rompiendo y haciendo cada vez más pequeños. Además se espera que las costas hawaianas sufran una segunda oleada de restos de la catástrofe, mucho mayor que la catástrofe, dentro de cinco años.

Ésta es la cronología que los expertos han elaborado:
Marzo de 2012: Los escombros se acercan al norte de Hawai, alcanzando en algunos casos las playas del noroeste.
Marzo de 2013: El resto de Hawai ya se encuentra invadido por desechos, que siguen su rumbo hacia la costa oeste.
Marzo de 2014: Contacto con la costa oeste, desperdigándose las ruinas por California, Columbia Británica, Alaska y Baja California.
Marzo de 2015: La inmesa masa de basura se incorporará a la conocida como Parcela de Basura del Pacífico Norte, que duplica ya en extensión al estado de Texas.
Marzo de 2016: La última oleada de desechos alcanzará Hawai nuevamente.
En 1997, el capitán Charles Moore fue el primer investigador marino en alertar sobre la presencia de una mancha de basura gigantesca flotando en el Pacífico. Desde entonces, y al frente de la Fundación Alguita, ha viajado una y otra vez a la zona para ampliar sus estudios y alertar a la sociedad sobre el daño que están haciendo los plásticos a la vida marina.

Entrevista en vídeo y explicación de cómo se forma la mancha.

P. ¿Cómo fue el primer encuentro con la gran mancha?
R. Fue algo paulatino, que sucedió día tras día, tras observar los restos de basura en distintos lugares. No es una mancha sólida, es más bien un caldo, una sopa de plástico con un pedazo aquí, otro pedazo allí… Lo que me empezó a preocupar fue el hecho de encontrar desechos humanos en los lugares más alejados de la civilización. Cada vez que recogemos muestras encontramos una proporción mucho mayor de plástico que de plancton.

P. ¿Qué extensión tiene ahora mismo la mancha?

R. Necesitamos más exploraciones para determinarlo, por eso vamos este año más lejos que nunca. Los científicos de la NOAA piensan que allí puede haber mucha más basura. Puede que la mancha sea mucho más grande de lo que hemos pensado, pero para mí trece millones de kilómetros cuadrados no sería ninguna exageración.
P. ¿Cuál es el lugar más lejano donde han encontrado basura?
R. Hasta 170 grados de longitud oeste, más al oeste que las islas principales de Hawai.

P. ¿Cómo se mueve?

R. Da vueltas alrededor del Pacífico. Ya sabemos más o menos el período de giro, son seis años para una vuelta completa. Es decir, un tapón de plástico necesitaría seis años para regresar al lugar donde empezó su viaje.
P. ¿Cuál es el objeto que más daño hace en el océano?
R. Cada especie se ve afectada de manera diferente. Para el albatros, por ejemplo, lo más peligroso son los tapones, los encendedores, los cepillos de dientes… Para los peces los fragmentos de plástico. Hemos encontrado hasta 84 objetos en el estómago de peces de sólo diez centímetro de largo.
P. ¿Cuáles son los objetos más grandes que han encontrado?
R. Hemos encontrado televisiones, frigoríficos, lámparas… casi de todo lo que hay en un centro comercial lo encontramos en el mar. Las corrientes están transportando esta basura por todo el mundo.

P. ¿Ha habido algún momento en que la basura impidiera la navegación?

R. Nos ocurrió en una ocasión. En el año 2002, regresando de Hawai hacia Los Ángeles, en una latitud aproximada de 38º norte y 145º oeste, vimos una línea como de un metro de ancho, una línea sólida de desechos de plástico. Había desde conos de tráfico de Japón hasta cables, cuerdas, objetos flotantes… La línea se perdía en el horizonte y nunca encontramos el fin. Hay lugares en el mar que son como pegajosos y en los que se pueden encontrar muchísimos desechos.
P. ¿De dónde procedía esta corriente?
R. La mayoría de cosas que vemos en nuestros viajes proceden de Japón y China, porque llegan al área rapidísimo, como en un año. Al contrario, las cosas de EEUU tardan como cinco años para llegar al mismo lugar, porque tienen que pasar por debajo de Hawai hasta las islas Filipinas.
P. ¿Hemos llegado a un punto de no retorno, en el que no será posible retirar todo lo que hemos contaminado?
R. La posibilidad de deshacerse de todo este plástico es menor a medida que pasa el tiempo. El plástico puede tardar hasta 500 años en deshacerse si flota en la superficie, pero en los fondos marinos puede quedar inalterable para siempre. El problema aumenta rápidamente y no soy optimista respecto al futuro.
P. Pero ¿veremos un mar sin vida?
R. Es posible que veamos especies que no pueden mantener sus niveles de reproducción porque están comiendo un material que no es nutritivo, y eso es muy serio porque no hay posibilidad de disminuir los plásticos en el océano con el actual modelo industrial.
P. ¿Han recibido ayuda de algún gobierno?
R. Ningún gobierno nos ha apoyado y la comunidad científica está en otras cosas. El problema es que esta área no pertenece a ninguna nación y por eso todos se desentienden.
P. ¿Cómo explicaría el problema a alguien que está en el sofá de su casa y que cree que no le va a afectar en un futuro próximo?
R. Le explicaría que el plástico transporta sustancias tóxicas que entran en la cadena alimenticia, los pescados que estás comiendo probablemente tienen plásticos en su tejido. Es importante saber que todo lo que cae en la tierra termina llegando al mar. En nuestro próximo viaje, este verano, vamos a tener la posibilidad de demostrar que peces comunes en los mercados están comiendo plástico y esto puede afectar a la salud humana.
Para mayor información de este grave problema, no dejen de ver el video que les dejo a continuación… video en que sirvió de base para elaborar parte de este post…

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este
Escrito por Rincón Abstracto