En distintos puntos del mundo, las formaciones de roca karst sorprenden por sus formas caprichosamente esculpidas por miles de año de erosión. En el condado de Shilin, al sudoeste de China, las rocas parecen brotar de la tierra creando la ilusión de un bosque de piedra.

El paseo del Bosque de piedra Shilin está situado en la provincia de Yunnan, a unos 85 kilómetros de la ciudad de Kunming. El área del bosque de piedra de Shilin es inmensa, y está zonificada en función de la densidad y el tamaño de las rocas, especialmente preparado para ser recorrido por los turistas por senderos que por momentos parecen perderse en un enorme laberinto.
El paseo del Bosque de piedra Shilin está situado en la provincia de Yunnan, a unos 85 kilómetros de la ciudad de Kunming. El área del bosque de piedra de Shilin es inmensa, y está zonificada en función de la densidad y el tamaño de las rocas, especialmente preparado para ser recorrido por los turistas por senderos que por momentos parecen perderse en un enorme laberinto.
Se calcula que las formaciones de Shilin tienen unos 270 millones de años de antigüedad. Para llegar a Shillin y recorrer su bosque de piedra, la mayoría de los buses de excursiones parten desde la ciudad de Kunming. En la zona, existen hoteles para alargar la estadía. El Bosque de Shilin, es uno de las formaciones de roca Karst más famosa de China, visitada por igual por turistas nacionales y extranjeros.
Este curioso fenómeno que se extiende a lo largo de 400 kilómetros cuadrados, no es único en Yunnan, ya que existen varios grupos de piedras parecidos en la región. Aún así, las piedras oscuras que conforman el bosque de Shilin destacan sobre las demás por su tamaño enorme y por estar rodeadas de exuberante vegetación, caminos y escaleras. Entre las formaciones peculiares se han creado ríos subterráneos, cuevas, pasadizos y puentes. 
El bosque de piedra de Shilin es uno de los lugares más visitados por el pueblo chino. Es más, lo consideran la primera maravilla del mundo, además de un espacio lleno de magia, espiritualidad y misterio.
En la historia china la mitología siempre ha estado presente y, como no, a este paraje también le confieren todo tipo de mitos. Uno de ellos cuenta que fueron los inmortales quienes, haciendo agujeros en las montañas, crearon un laberinto para que los amantes pudieran disfrutar de su intimidad en ellas.
Cada piedra ha adoptado una forma, y los chinos las relacionan con animales, personas u objetos, asignándoles distintos nombres. Los nativos sani, autóctonos de la zona, por ejemplo, han nombrado a una de las piedras que componen este laberinto calcáreo como su heroína, Ashima, quien representa todas las virtudes de la mujer. Según narra la leyenda, un príncipe ogro quería casar a su hijo con Ashima, pero ésta no quiso, y entonces, la raptó. Cuando su hermano intentó rescatarla, el ogro, mediante un conjuro, creó una inundación que arrastró a Ashima, aunque su espíritu quedó en la piedra.
En honor a esta heroína se celebra la Fiesta de las Antorchas, los días 24 y 25 de junio. Durante los días que dura la fiesta, tienen lugar diversas actividades recreativas y deportivas de marcado sabor étnico. Por la noche, se encienden antorchas y luego cantan y bailan en este bosque mágico hasta el amanecer.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este