La superficie del Mar Muerto, está actualmente en 424 metros bajo el nivel del mar, está cayendo un metro por año.
Los jordanos por el este, los israelís por el oeste, los sirios y libaneses por el norte bombean tanta agua dulce desde el rio Jordán, que no llega casi nada al Mar Muerto. Israel y Jordania también desvían agua del lago para extraer minerales valiosos, acelerando el descenso.
El fotoperiodista Eitan Haddok ha viajado al Oriente Medio varias veces, documentando la retirada del mar, como científico, trata de entender las repercusiones.
Aquí están algunas imágenes de Haddok y algunos puntos de vistas a considerar
En ciertos lugares, el borde del agua ha retrocedido hasta un kilometro desde la orilla, el local Eli Ron muestra donde el mar solía estar…
Más de 3.000 pozos se han abierto en todo el perímetro en los últimos años, alrededor de uno cada dos días.
Los hundimientos han arruinado la ciudad y el turismo, además de detener el desarrollo en la costa, porque nadie sabe predecir donde se abrirá el siguiente hoyo.
Los hundimientos se pueden formar sin previo aviso. El geólogo Eli Raz fue tragado por un hoyo que colapsó de repente y quedo atrapado durante 14 horas hasta que los equipos de rescate lo encontraron.
Raz y su asistente pasan algunas horas al día trazando los mapas con la evolución en curso de los cráteres.
Algunos grandes sumideros se llenan de agua durante semanas, después se drenan rápidamente, sólo para llenarse de nuevo. Los investigadores han instalado un sistema de control acústico en uno de estos agujeros para medir continuamente el ciclo. Aquí Assaf, un estudiante de la Universidad de Haifa, prepara una cuerda para ayudarle a alcanzar el sistema y recuperar los datos.
La cuerda actúa como una línea de seguridad si el cráter empieza a quedarse vacio.
Assaf recupera los datos acústicos.
El geólogo Amotz Agnon de la Universidad de Jerusalén explica cómo la disolución causa los hundimientos. Como se aleja el agua salada del lago, el agua salada subterránea se aleja de igual forma. El agua dulce subterránea se mueve hacia adentro, entra en contacto con las capas de sal disolviéndolas, haciendo que la superficie colapse.
El Mar Muerto está desapareciendo, en parte porque las empresas israelíes y jordanas bombean agua desde el lago y lo descarga en vastos estanques que se evaporan, dejando detrás los minerales concentrados.
Solución a la mano??
Para salvar el Mar Muerto, algunos funcionarios proponen la construcción de un sistema de 10 mil millones dólares, que consiste en 180 kilómetros de tuberías que podrían traer el agua desde el Mar Rojo. Los científicos están probando cómo la mezcla de aguas podría afectar la química del lago y la vida.
 

Fuente www.scientificamerican.com

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este