Gruyéres es uno de los lugares más populares de Suiza, digno de verse.

Es un pequeño y romántico pueblo, famoso por su belleza, por su Castillo y por el Queso del mismo nombre.
Los edificios que rodean sus calles son verdaderas joyas históricas. Esta es una larga calle que desemboca en una amplia plaza y continúa hasta el Castillo
A pesar de que mantiene su carácter histórico, hay muchas tiendas de recuerdos y cafeterías al aire libre. El Turismo es su principal fuente de ingresos.
La calle principal del pueblo está libre de automóviles, por lo que hay que caminar un poco para llegar.
Gruyéres con su estilo medieval, encierra muchos cuentos y leyendas
El paisaje parece haber sido hecho a medida de pintores románticos
Atardecer

De noche
Visitar las fábricas de Queso es toda una experiencia. Ahí explican el proceso para elaborar el queso Gruyére.
Se necesitan 400 litros de leche para producir 35 kilos de queso. Ya terminado, debe reposar entre 5 y 7 meses, en cuyo período hay que voltearlo constantemente.
Los turistas son invitados a una degustación de toda la variedad de quesos, acompañada con vino.
En el recorrido rumbo al Castillo se pueden admirar las fachadas de antiguas casas muy bien cuidadas
El Castillo de estilo medieval, fue construido en el siglo XIII, está situado sobre una colina, en uno de los extremos del pueblo
Entrada al castillo.
Desde las ventanas se pueden ver excelentes vistas de los Alpes
Jardines del Castillo
El mobiliario en muchas salas es de colección de los siglos XV a XIX
El Castillo es propiedad de suizo H.T. Giger, que se hizo famoso y millonario también, por los efectos especiales que hizo para la película Alíen 
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este