15 de abril de 1912. RMS Titanic, entonces el mayor barco de pasajeros jamás construido, se hunde en el Atlántico Norte llevándose 1.513 almas.

El transatlántico de 46.000 toneladas estaba haciendo su viaje inaugural de Southampton a Nueva York cuando a las 23:40 del 14 de abril golpea un iceberg tras haber recorrido dos tercios del viaje. Justo después de la medianoche el capitán Edward Smith da la orden de preparar los botes salvavidas con la consigna de “las mujeres y los niños primero”.

El Titanic estaba equipado con 20 botes que, completos habrían permitido embarcar a 1.178 personas, algo más de la mitad de las 2.224 personas que había a bordo. Sin embargo los botes salvavidas estaban a medio llenar, con muchos pasajeros creyendo en la publicidad que se dio al barco ‘imposible de hundir’. Pensaron que estarían más seguros en aquel gigante de los mares que en los incómodos e inestables barcos salvavidas de madera.
Al final sólo 711 pasajeros y tripulantes sobrevivieron. La proporción fue de un 60 por ciento entre el pasaje de primera clase, en el resto de camarotes y la tripulación la proporción de los que se salvaron no llegó al 25 por ciento. (El dibujo de Willy Stöwer es una dramatización del hundimiento del Titanic.)
En este video se muestra por primera vez al coloso bajo las profundidades del mar:

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este