El entusiasta de los barcos, Stan Fraser de Escocia, ha pasado once años de su vida construyendo un modelo del Titanic de 33 metros de largo, en su propio patio trasero.
El ex ingeniero de iluminación de 46 años de edad, siempre ha tenido curiosidad por el Titanic, así como por los artículos marítimos en general. Su casa en Inverness está llena de chalecos salvavidas, modelos de otros buques y copias de periódicos con artículos sobre el trágico accidente del Titanic.
Su madre le contaba un montón de historias de marineros cuando era un niño, y desarrolló una fuerte pasión por el mar que se ha mantenido con él durante toda su vida. 
Eligió un tema náutico para su casa y convirtió el antiguo barco de remo de su primo en un barco pirata para sus hijos.
Pero fue el famoso Titanic que fascinó a Fraser, como él mismo dice, fue el barco más hermoso jamás hecho, incluso comparado con los buques de mar modernos. 
Comenzó a trabajar en una pequeña réplica del Titanic por diversión, pero siguió haciéndolo más grande hasta que decidió hacer un modelo a escala 1:100 del barco.
Stan utiliza dos caravanas que tenía en el jardín como la base de su obra maestra, luego alguien le dio un viejo cobertizo para que lo utilizara como material, y otro amigo que estaba construyendo una casa, le apoyó dándole madera y clavos. Esto le ayudó a iniciar el proyecto, pero pasó los próximos once años trabajando en su modelo increíblemente detallado.
Ahora, el constructor apasionado quiere abrir un museo marítimo y un café con su modelo de Titanic como la pieza central. La nueva atracción turística está prevista para la inauguración en el 100º aniversario de la tragedia del Titanic, y contará con otros modelos interesantes como un yate, un galeón, un submarino e incluso un modelo de Arca de Noé llena de muñecos de peluche para que los niños jueguen.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este