Elevándose por encima de la cabeza y los hombros de sus padres, esta adolescente gigante es la más alta del mundo con 2,07 metros y todavía puede crecer aún más.
Con un peso de 127 kilos, Malee Duangdee oriunda del este de Tailandia, sabía que era diferente desde chica, cuando crecía mucho más rápido que sus amigos de la escuela.
 

Cuando tenía 9 años, su madre Ji, de 40 años, la llevó donde un médico, porque se dio cuenta de la diferencia entre su hija y sus amigos y quería asegurarse que no había nada realmente mal con ella.
Su altura le ha traído problemas a la muchacha de 18 años de edad, mientras estaba en la escuela, sufrió mucho por las bromas y tiene recuerdos de toda una vida de soledad.
Los médicos encontraron un tumor cerebral que presiona un nervio y esto le provoca un desequilibrio hormonal. Tuvo dos operaciones sin éxito para extirpar el tumor y su única esperanza es una inyección que debe colocarse cada tres meses, para controlar su crecimiento.
Como resultado de su tumor cerebral Malee ha perdido la vista. Su madre dijo que tratan de hacer todo lo posible por su hija, pero tiene muchas dificultades financieras. Las inyecciones realmente la ayudan a controlar su crecimiento, pero son muy caras.
Malee se registró oficialmente en el Libro Guinness de los Récords, como la chica más alta en enero del 2009.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este