Para llegar a la cueva del agua hay que atravesar el rio Santa María en camino a la cascada de Tamul. Es una cueva de unos 15 metros (ancho y largo) de grande, con agua tibia y clara. Tiene muchos murciélagos. Han hecho investigaciones para saber cuanto tiene de profundidad y nunca lo han descubierto.

Se trata de una cavidad en la ladera de la Sierra Madre Oriental inundada de agua cristalina que al rayo del sol adquiere una tonalidad de color turquesa. El lugar es paradisìaco adornado por enormes estalactitas que provocan un escenario único en su género.
Para llegar a La Cueva del Amor hay que subir unos 20 metros entre la selva, piedras y arena. La llegada tiene su recompensa.
El lugar es ideal para refrescarse y nadar en ésta cavidad en la cual gorgean y revolotean aves rompiendo el silencio del lugar.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este