5. Saint Sulpice.
Es la segunda iglesia de mayor tamaño en París, después de la catedral de Notre-Dame. Fue construida exactamente sobre el meridiano de Greenwich.

Una de las particularidades de esta iglesia es su gnomon de la meridiana solar, o columna que marca la hora del día proyectando una sombra en el suelo. Languet de Gercy, sacerdote de Saint-Sulpice, que necesitaba un sistema para controlar los equinoccios y poder predecir cuándo caía la Pascua, se la encargó al astrónomo y relojero inglés Henry Sully, quien construyó una línea de latón en el suelo, paralela a los meridianos de la Tierra, que se extendió hasta un obelisco de mármol en la pared y asciende 11 metros por la pared. Al mismo tiempo, se instaló en la ventana sur un sistema de lentes.
El escritor Dan Brown, popularizó la iglesia de Saint Sulpice, al señalar en su novela “El Código Da Vinci” que debajo del santuario hay un templo de Isis, por lo que las visitas son limitadas.

4. Palazzo Corsini.
En la ribera de río Trastevere, se encuentra uno de los palacios más visitados en toda Italia.
El Palacio Corsino, construido durante la época del renacimiento romano en el Siglo XV, es casa de colecciones de pintura y arte. En él se albergan la “Academia dei Lincei” y la “Galería Nacional de Arte Antiguo”.
El “palazzo” es un sitio complicado de visitar.
Aún en temporada turística alta, sólo se permite la entrada a 50 visitantes por día, muy pocos para un país europeo.
3. Cárcel de Alcatraz.
En 1853, la armada de los Estados Unidos, comenzó a construir una fortaleza en una pequeña isla cercana a la bahía de California; sin embargo, debido a la falta de uso, el gobierno decidió convertirla en una de las prisiones con mayor vigilancia de todo el mundo.
Durante 29 años, varios de los criminales más famosos de Estados Unidos, estuvieron presos en Alcatraz. Al Capone y Floyd Hamilton, fueron huéspedes de la prisión.
En 1963, se decidió el cierre de la prisión por los altos costos de mantenimiento.
Actualmente, Alcatraz es uno de los sitios más visitados por los estadounidenses y los turistas internacionales, tanto así que se puede tardar hasta 5 días conseguir una entrada disponible. Mejor hacerlo con varios meses de anticipación.
2. Puerto de la luna.
En la ciudad Burdeos, Francia, se encuentra un embarcadero en forma de media luna, el cual se formó por las curvas de la desembocadura del río Ganora.
El “Port de la Lune”, declarado patrimonio de la humanidad en 2007, es el segundo puerto marítimo más importante de Francia.
Es considerado como un ejemplo de las tendencias clásicas y neoclásicas de la unidad urbana y arquitectónica; sin embargo, existe mucha vigilancia por parte de las autoridades.

1. Capadocia.
En el centro de Turquia se encuentra está zona entre tres pueblos, Nevsehir, Avanos y Urgup.
El lugar se ha hecho famoso por sus más de 30 ciudades subterráneas, entre las que destaca Derinkuyu, ubicada 80 metros bajo el nivel del mar. Muchas partes de la ciudad no pueden ser visitadas ya que se encuentran obstruidas por las rocas o están reservadas para los espeleólogos.
Capadocia cuenta con otros atractivos como son las “chimeneas de las hadas”, grandes piedras erosionadas por el viento y el agua, las cuales fueron consideradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Además, se pueden recorrer las más de 400 iglesias cavadas en roca.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este