Llegan unos recién casados a un hotel y la inocente muchacha le dice al marido:
– Amor, yo no sé de estas cosas, así que me vas a tener que enseñar.
– Mi vida -le dice-, a partir de este momento, a ‘tu cosita’ le vamos a llamar la prisión y a ‘este’ le vamos a llamar el prisionero, así que vamos a meter al prisionero en prisión.

Después del primer polvillo, el tipo se tira boca arriba en la cama, pero la muchacha quedo entusiasmada y le dice al marido:
‘Amor, el prisionero esta fuera de la prisión’.

El esposo no muy entusiasmado le dice: Vamos a meterlo en prisión otra vez.
Y siguen con el segundo…. Pero la muchacha es bastante golosa y le dice: ‘Mi vida, el prisionero esta fuera otra vez!!
Se levanta el tipo como puede, con las piernas temblando,… como ternero recién nacido, y va por el tercero…..
Al terminar, se tira en la cama, exhausto.
Pero la muchacha le vuelve a decir: ‘Papi, el prisionero se volvió a salir!!
Le contesta el esposo, desesperado:
!!!! No jodas, carajo, tampoco es cadena perpetua…!!!
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este