Un abogado andaba por la calle, y vio un letrero que decía:
Clínica Médica: Curamos cualquier enfermedad, garantizamos resultados!!!
Caso contrario devolvemos el DOBLE de su dinero
 

El pensó, estos se creen pícaros pero como soy abogado seré más pícaro y les sacaré dinero.

Entro en la Clínica, pagó su consulta y lo recibió el Médico sonriente…
– Si buenas tardes que le trae a nuestra clínica?
– Doctor, perdí mi paladar, no consigo más sentir el gusto de nada, café, agua, arroz, pan, helado etc…
– Usted podrá curarme?
– Sí, por supuesto, enfermera tráigame el frasco número 13.. y la enfermera trajo el frasco número 13 (lleno de mierda), el médico lleno una cuchara y se la metió en la boca al abogado.
– Qué es esooo?, gritó. Está loco?, Usted me dio mierda??
Y el médico inmediatamente: 
– Listo…. Recuperó el gusto, ESTÁ CURADO!!!!!
El abogado salió echando chispas de la clínica pensando: el hijo de su madre me agarró de sorpresa, me vio la cara de pendejo y me jodió pero me las pagará y recuperaré mi plata. Vas a ver! la próxima vez seré infalible como abogado que soy.
Días después volvió a la Clínica y entró, pagó su consulta.
– El médico: Hola, de nuevo por aquí???????
– El abogado: Como que de nuevo aquí,….quién es usted,…. Quién soy yo?… Dónde estoy????… Creo que perdí la memoria.
– El médico si pestañear grito: Enfermera tráigame el frasco número 13
– El abogado: El frasco numero 13 nooooo de nuevo la mierdaaa noooo!!!!
– El doctor: Maravilloso!!!  Maravilloso!!!  recuperó su memoria, ESTÁ CURADO!!!!! 
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este