Un niño en Rusia respondió a un mensaje en una botella casi un cuarto de siglo después de que otro niño la arrojara al mar desde un barco en el Mar Báltico.

Daniil Korotkikh, de 13 años de edad, vio la botella de cerveza en una playa en la región rusa de Kaliningrado y encontró adentro una carta de Frank Uesbeck, oriundo de Alemania.

Mi nombre es Frank, y tengo cinco años de edad. Mi papá y yo viajamos en un barco a Dinamarca. Si usted encuentra esta carta, por favor, contésteme, y yo le voy a escribir de nuevo a usted“, decía el mensaje.

Daniil se puso en contacto con Frank, ahora de 29 años, y ambos han chateado en internet.

Uesbeck dijo que, en cumplimiento de la promesa, enviará una carta a Daniil.

“Es una historia maravillosa y, ¿quién sabe?, tal vez un día podamos conocernos personalmente”, dijo.
Bajo la arena

Daniil encontró la botella mientras paseaba cerca del pueblo de Morskoye en el istmo de Curlandia, una extensión de arena de 100 kilómetros compartida entre Rusia y Lituania.

“Vi la botella y me llamó la atención”, contó.

“Parecía una botella de cerveza alemana con un tapón de cerámica, y había un mensaje dentro”.

Su padre le tradujo la carta, cuidadosamente envuelta en papel celofán y sellada con una venda.

El mensaje, fechado en 1987, contenía una dirección en la ciudad alemana de Coesfeld, donde los padres de Uesbeck todavía viven.

Frank Uesbeck apenas recordaba el viaje en el que arrojó la botella con el mensaje que había escrito su padre.

Para Daniil, la botella no pudo haber pasado 24 años en el mar, ya que “no se habría conservado durante tanto tiempo en el agua”.

Él cree que la botella habría estado todos esos años oculta bajo la arena, donde él la encontró.

Fuente: BBC Mundo

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este