Parece que el dicho de «no matar ni una mosca» no va de la mano del presidente de los Estados Unidos. Barack Obama era entrevistado por John Harward de la CNBC sobre las elecciones en Irán. Durante la entrevista que se celebraba en la Casa Blanca la presencia de una molesta mosca comenzó a incomodar al presidente amenazando con distraerlo de las preguntas del periodista. Primero paró su discurso para decirle a la mosca, “¡Fuera de aquí!”, pero el insecto no le hizo caso. El presidente se esperó a que se posara sobre él, y cuando la mosca lo hizo en su mano izquierda, con la derecha, con un movimiento rápido y certero, terminó con ella al primer intento.

Después del acto, el mandatario dijo al corresponsal de CNBC «¿en qué estábamos?», pero luego, se regodeó en su acción, diciendo, «Ha sido impresionante, ¿no? Atrapé a la pesada». El cámara no dejó de grabar en ningún momento, incluso al animal muerto, ya que el propio presidente le instó a que filmara el resultado de «su obra».
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este