Los pequeños cerditos verdes no sabían lo que les esperaba. Sin ninguna advertencia, las aves les cayeron desde las alturas destruyendo todo en su camino. Pero no se trata de pájaros corrientes. Éstas son aves furiosas o Angry Birds, como se las conoce en inglés.
El juego de Angry Birds (en donde unas ofendidas aves pelean contra cerdos que les robaron sus huevos) es una de las aplicaciones -o apps- más exitosas del mundo.
Ha sido descargada más de 100 millones de veces y es sólo una parte de una industria global que -se espera- alcance un valor de más de US$30.000 millones en 2015.

Por su parte, el sitio de subastas en línea eBay asegura que 15 millones de personas en el mundo han descargado su app para iPhone en 190 países y en ocho idiomas diferentes.
En el nivel global, cada dos segundos se compra un artículo en eBay a través de su aplicación.
¿Qué es una app?
Una app es un programa que se instala en un dispositivo móvil -ya sea teléfono o tableta- y que se puede integrar a las características del gadget, como su cámara o sistema de posicionamiento global (GPS).
Además se puede actualizar para añadirle nuevas características con el paso del tiempo.
Las aplicaciones proveen acceso instantáneo a un contenido sin tener que buscarlo en internet y, una vez instaladas, generalmente se puede acceder a ellas sin necesidad de una conexión a la red.
Cada vez más empresas están lanzando programas de este tipo para ayudar a sus clientes a encontrar restaurantes cercanos, por ejemplo.
La empresa de investigación ABI Research asegura que en 2010 se descargaron casi 8.000 millones de apps en todo el mundo, lo que representa una clara muestra de su éxito.
Un largo proceso
Sin embargo, crearlas es costoso. Una simple aplicación puede insumir US$32.000 y dos meses de trabajo (además de esperar que no salga una nueva tecnología que la vuelva obsoleta).
Este precio se multiplica si se decide lanzarla para varios sistemas operativos. Por ejemplo, una app diseñada para el iPhone no funcionará en Android y viceversa.
Después hay que pasar las pruebas de las compañías, como Apple, antes de comenzar a venderla -incluso si es gratuita- en sus tiendas virtuales.
Una vez que llega a los anaqueles, entonces tendrá que competir con cerca de medio millón de aplicaciones.
El proceso se reinicia cada que el sistema operativo en el que se distribuye se renueva o cada que se pretende actualizar la app.
Algunas empresas les recomiendan a sus clientes que, en lugar de desarrollar aplicaciones, dediquen recursos a mejorar las versiones de sus sitios web para dispositivos móviles.
Pero, ¿permanecerán las apps por mucho tiempo?
“Estamos viendo grandes avances en páginas para celulares y muchas de las características que se encuentran en una aplicación de pago, como animación, son cada vez más comunes en la web móvil”, le comenta a la BBC Colin McCaffreym, de la empresa de tecnología móvil 2ergo.
“Es difícil afirmar que las aplicaciones se convertirán en una decepción cuando Apple ha tenido miles de millones de descargas en tres años”.
“Apple está impulsando fuertemente las apps, pero al mismo tiempo Google está promoviendo la web móvil y yo no apostaría en contra de Apple ni en contra de Google”, afirma McCaffreym.
Lo que sí parece claro es que atraer a nuevos clientes a través de un dispositivo móvil se está volviendo cada vez más importante.

Las apps en números

  • En 2010 se descargaron más de 8.000 millones de apps.
  • Se estima que en 2012 las descargas alcanzarán 50.000 millones.
  • En 2015 la industria global de aplicaciones valdrá US$30.000 millones.
  • 56% de usuarios son hombres, 44% mujeres.
  • Los que más utilizan apps son las personas de 25 a 34 años, seguidas por las de 34 a 44 años y las de 18 a 24 años.
  • 75% cree que la calidad de la app le da un bono de confianza a la marca que la crea.
  • 73% de usuarios ha descargado aplicaciones que cuentan con anuncios publicitarios.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este