¿Qué pasaría si usted, lector, agarrase un logo, el que sea, de cualquier marca famosa y le quitase el nombre? En la mayoría de casos, nada. Si en estos el logo es bueno claro. Si no lo reconocen es porque no lo es, o por lo menos no lo suficiente.
Anthony Weir, publicista estadounidense dijo en cierta ocasión algo así como que se puede cambiar la fórmula de un producto, su color, su empaque, precio y hasta posicionamiento. Pero lo que no se puede es cambiar el nombre, porque eso significaría empezar de nuevo. En parte es cierto, pero, ¿qué pesa más? ¿El nombre o el logo?
 

Algo así es lo que pensó @dorothy, diseñadora, que pensó en qué cómo quedarían los logos con un poco menos de mensaje publicitario, y para ello creó esta serie inteligente de cuadros que están compuestos únicamente de las formas gráficas básicas de las marcas.
Y lo que quiere transmitir, en plan ya más cool y demás: ¿Es un logotipo, al fin o al cabo, arte pop?
Las propuestas que ha presentado son bastante interesantes, en ellas se ve bastante claro qué tipo de marcas son, entre otras cosas porque llevan ene mil años bombardeándonos con publicidad.
El proyecto ha sido bien recibido por la crítica y por la cantidad de visitas que está teniendo la página
Según la autora: “Hemos tenido muchas peticiones de personas que quieren saber si pueden comprar las obras de arte”.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este
Escrito por Rincón Abstracto