En la provincia de Cantabria, el Ayuntamiento acababa de asfaltar una carretera nueva pero alguien decidió que ningún coche iba a pasar por ella.
La policía está acostumbrada a recibir denuncias de todo tipo: robos de coches, de joyas, de móviles pero lo que no resulta nada habitual es que alguien se queje de que le han robado una carretera.

No es broma, el ayuntamiento de Miengo, en Cantabria, acababa de asfaltar un camino que conducía a una playa pero a alguien no le pareció buena idea…

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este