Cindy Jackson se ha gastado unos 100.000 dólares en transformar su cuerpo. Esta mujer ha impuesto un récord al someterse a 52 procedimientos estéticos para dejar de ser quién era. Desde Bótox, peeling, lifting, liposucción hasta 14 grandes operaciones se ha hecho con la única razón de lucir mejor.

Jackson, de 55 años, explicó por qué lo hizo a la cadena de televisión estadounidense ABC .
“No me propuse establecer un récord mundial, nunca fue mi ambición, es sólo que tenía que hacerlo”.
La mujer, que utilizó la herencia que le dejó su padre para comenzar su transformación, asegura que lo ha hecho para “lucir mejor”. Recordó el comentario que hizo un hombre cuando tenía 14 años.
Le dijo: “¿Sabes Cindy, cuando sonríes, la nariz y la barbilla casi se tocan.”
La mujer, que se sometió a 52 intervenciones plásticas, afirmó que “el mejor resultado es que parezca natural”, porque tampoco quiere que la gente me mire y diga “esta tiene un montón de cirugía. Me gustaría parecer que no me he hecho nada”.
Jackson, creció en una pequeña ciudad de Ohio, con un padre irascible, admite que ella quiere lucir guapa y joven.
“Me siento con un espíritu juvenil, no quiero mirarme al espejo y ver una cara vieja”. Entre los detallitos que se ha hecho para conseguirlo están cinco ascensiones de cara, liposucciones y retoque de los ojos en dos ocasiones.
Fuente: TeleCinco
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este