1.- Si te casaste antes de los 18, tu matrimonio tiene 48% de posibilidades de acabar en divorcio.
(Matthew Bramlett and Mosher, William (2000): First marriage dissolution, divorce, and remarriage: United States, Department of Health and Human Services/National Center for Health Statistics)
2.- Si deseas tener un hijo más que tu pareja, tienes más del doble de opciones de terminar divorciándote.
(Rebecca Kippen et al. (2009): What’s love got to do with it? Homogamy and dyadic approaches to understanding marital instability)

3.- Si tienes dos hijos, tendrás un 36.9% de posibilidades de divorcio, pero si tienes estas son mujeres, las probabilidades suben al 43.1%.

(Kristin Mammen (2008): The effects of children’s gender on divorce and child support)
4.- Si tus niveles de testosterona basal son altos, tu esposa y tú tienen 43% de probabilidad de finalizar su matrimonio.
(Mazur, Allan. Lanham, MD: Biosociology of Dominance and Deference. Rowman & Littlefield, 2005, p. 125)
5.- Si conviviste con alguien, pero luego te casaste con otro, las posibilidades de que se divorcien suben a más del doble.
(Anna M. Cunningham (2007): Premarital cohabitation and marital disruption across time)
6.- Si no sonreías en tus fotos de niño, tienes 5 veces más probabilidades de terminar tu matrimonio. (Hertenstein, Matthew et al. (2009): Smile intensity in photographs predicts divorce later in life)
7.- Si tu hijo murió tras la vigésima semana de gestación, durante el parto o poco después, tus opciones de divorciarte suben a 40%.
(Katherine Gold et al. (2010). Marriage and cohabitation outcomes after pregnancy loss)
8.- Si eres una mujer diagnosticada con cáncer o esclerosis múltiple, tu matrimonio tiene 6 veces más posibilidades de terminar en divorcio que si el enfermo fuera él.
(MJ Glantz et al. (2009). Gender disparity in the rate of partner abandonment in patients with serious medical illness)

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este