Los niños de estos días no tienen idea de lo afortunados que son… con tantos juguetes, videojuegos, programas de televisión, que ni siquiera tiene que salir de sus habitaciones para divertirse.
Cuando éramos niños teníamos caricaturas solamente los sábado por la mañana, no canales dedicados a comiquitas las 24 horas y 7 días de la semana, por lo que el resto de la semana que teníamos que buscar nuestro propio entretenimiento.
No necesitamos de Nintendo DSi para ocupar nuestro tiempo… todo lo que necesitábamos era nuestra imaginación. Realizábamos todo tipo de juegos que fueron muy divertidos y creativos (aunque es cierto que mirando hacia atrás algunos fueron un poco peligroso).
A continuación varios juegos infantiles o juegos de callejeros en que los niños se entretenían hace 30 años.
Béisbol callejero

Los niños no necesitan una pelota de béisbol, guantes o cualquier equipo de lujo para disfrutar de su propia versión del béisbol. En el béisbol callejero a menudo involucra un palo de escoba, un spaldeen de goma o una pelota de tenis y bases improvisadas, como tapas de alcantarillas.

Bola de pared

También se le llama balón suelto, bola de fuego, bolas de pared, etc. El juego consiste en una pelota de tenis y una pared y un montón de agresión. Si alguien lanza la bola y toca el suelo antes de que toque la pared o si se le cae la pelota, esta persona recibe un out. Al obtener cuatro outs tiene que cumplir una penitencia, que es pararse frente a la pared, dando la espalda a los otros jugadores, los cuales van a lanzar la pelota al penitente, con la intención de golpearlo con dicha pelota de goma.


Skully

Skully, también conocido como calaveras o tapas, es un juego que fue muy popular en Nueva York. El tablero de skully era dibujado tradicionalmente en el asfalto, consta de una caja grande con otras cajas alrededor de los bordes marcados desde el 1 hasta 12. En el centro se dibujaba la caja 13 con calaveras alrededor de dicha caja.

Skully se jugaba con tapas de botella. El primer jugador golpeaba la tapa tratando que cayera en la caja numero 1, si tenía éxito pasaba a la 2, 3, 4 y así sucesivamente, si fallaba, perdía su turno, y si la tapa caía alrededor de la caja 13, quedaba atrapado en dicha caja hasta que otro jugador golpeara esa tapa y lo liberara.
Madre, puedo…?

Sólo podemos imaginar que “Madre, puedo…?” fue inventado como una conspiración para enseñar a los niños buenos modales. Los niños se turnaban para pedir a la “madre” del juego, si podían tener X número de pasos hacia adelante, con la esperanza de llegar a la final de la carrera antes que los otros niños. La madre designada podría decir “Sí, puedes” o “No, no puedes, pero…” y añadía una sugerencia como: toma pasos agigantados, pasos de bebé, saltos de rana, el cangrejo que camina o cualquier otro movimiento…

Manos calientes

Si usted tiene un hermano mayor, entonces probablemente odie este juego. Un jugador pone la palma de sus manos hacia abajo casi tocando o rosando las manos del otro jugador. La persona que tiene las manos en la parte inferior tiene que tratar de golpear la parte superior de las manos del otro jugador, antes de que esta persona las retire. Si logra evitar el “golpe” cambian de lugar.

Cuatro cuadrados

Para este juego todo lo que necesitas es una tiza, una pelota y por lo menos 4 jugadores. Se dibuja un gran cuadrado y es dividido por cuatro casillas numeradas, el objetivo del juego es avanzar hasta la cuarta cuadrilla eliminando a los otros jugadores. Los jugadores golpean el balón hacia la siguiente casilla, si el próximo jugador toca el balón incorrectamente o lo envía fuera del cuadrado, es eliminado. A medida que cada jugador es eliminado, entra uno nuevo en la casilla 1.

El piso es de lava

El juego “el piso es de lava” es la excusa perfecta para todos los niños que quieren saltar por todo el cuarto. La idea es que el piso es de lava, así que tienen que correr y saltar de un mueble a otro sin tocar el suelo. También se puede jugar al aire libre.

Luz roja, luz verde

Es otro juego que consiste llegar hasta la línea de meta, basado en las instrucciones de una persona designada, dicho persona grita “luz verde” permitiendo a los jugadores para avanzar y luego grita “luz roja”, obligándoles a detenerse, si la persona que da las instrucciones pilla a alguien en movimiento durante la “luz roja”, este deberá regresar hasta la línea de salida.

En algunos países hay variaciones, en donde se sustituye “luz roja, luz verde” por el canto “Un, dos, tres, chocolate ingles”. Mientras dura la canción, los participantes se acercan rápidamente y paran cuando ésta acaba.
Patear la lata

Probablemente hay docenas de variaciones o nombres, pero “patear la lata” es un juego clásico de niños en donde tienes que congelar a tus amigos tocándolos pero tendrás que evitar que sus compañeros los descongelen pateando la lata.