Si no sufres de hidrofobia o de aprensión a ponerte bajo metros de agua salada, y si te gusta el buceo pero te cansas demasiado acarreando las pesadas botellas de oxígeno, ahora con el Aqua Star AS2 ya no necesitarás de ningún esfuerzo físico para disfrutar del bonito paisaje del fondo marino.
Se acabó eso de nadar, con esta mini moto subacuática podremos desplazarnos bajo el agua cómodamente sentados, y junto a un acompañante disfrutar de una experiencia de buceo totalmente diferente.
 

Dejando un poco de lado su discutible diseño (a algunos les parecerá horrible, lo sé), las prestaciones de este modelo de Aqua Star no están nada mal. El AS2 está equipado con dos motores eléctricos, que con la batería totalmente cargada nos proporcionarán hasta 2,5 horas de autonomía, lo que sin duda constituye un largo paseo bajo el agua.
La profundidad máxima que podremos alcanzar con el AS2 es de 12 metros, por lo que no es este seguramente el aparato soñado por los buscadores de tesoros y galeones hundidos, ni tampoco el de los amantes de los particulares bichos de las fosas abisales. Dispone de una maniobrabilidad algo limitada, por lo que no se aconseja su uso con estados del mar demasiado alterados, o cuando las corrientes del mismo sean demasiado fuertes.

Según se especifica ambos ocupantes podrán desmontar, nadar y subir de nuevo a bordo del AS2 sin ningún problema. El casco de buceo, que está integrado en el cuerpo de la moto, tiene una cámara de aire a la que llega el oxígeno desde los tanques de buceo, situados en la parte delantera de la moto.
Si ya estáis planificando vuestras vacaciones veraniegas, pueden pesar un momento si vale la pena hacer un pequeño (gran) agujero en el presupuesto para comprar un Aqua Star AS2, y así disfrutar con vuestra pareja o amigos de una experiencia playera diferente.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este