Nadando a través de una zona de extrema belleza natural, este buzo examina los desfiladeros que tiene a ambos lados, pero lo curioso es que este buzo británico se encuentra en realidad entre dos placas tectónicas.
Alex Mustard de 36 años se sumergió 80 pies en la grieta ubicada entre América del Norte y las placas de Eurasia, cerca de Islandia, para capturar estas espectaculares fotos.
La zona está llena de fallas, valles, volcanes y aguas termales, causada por las placas separándose alrededor de una pulgada por año.
El Sr. Mustard tomó las fotos mientras él y su compañero de buceo nadaban a través de los desfiladeros de agua dulce Silfra, Nes y Nikulasargja, cuya profundidad llegan hasta los 200 pies.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este