A medida que las poblaciones empezaron a asentarse en el Occidente de los Estados Unidos, a principios de 1800, se inició un lucrativo comercio por la piel y la carne del Bisonte Americano.
La masacre de los Bisontes se vio alentada por el gobierno de los EE.UU. como un medio para matar de hambre a los indígenas americanos, los cuales confiaban en los bisontes como fuente alimenticia. La caza del bisonte se hizo tan frecuente que los viajeros en los trenes en el Medio Oeste disparaban a los Bisontes durante los viajes en tren de larga distancia.
La población del Bisonte Americano que alguna vez llegó a ser cientos de millones, se redujo a menos de 1.000 en 1890., pero gracias en gran parte a los esfuerzos de conservación realizados por Theodore Roosevelt y el gobierno de los EE.UU. de entonces, ahora hay más de 500.000 Bisontes en América.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este