La muerte llega en muchas formas, pero una de las más dramáticas y perturbadoras es la forma en que algunas serpientes contraen a sus presas. Ver a un impala desafortunado o a una cabra envueltas en la espiral de un reptil de ojos pequeños y brillantes, parece una manera terrible para el animal de morir, pero información reciente sugiere que una muerte de ese tipo puede ser en realidad más rápido de lo que una vez se pensó.

7.- Una pitón comiéndose una cabra 

Esta es una imagen absolutamente increíble de una pitón de roca africana contrayendo y tratando de tragar una cabra. Esta pitón es enorme, 15 pies de largo, por lo que no le será complicado comerla completa. Las serpientes que constriñen a sus presas no suelen ser venenosos. Entre ellos se encuentran anacondas, pitones, serpientes rey, serpientes alfombra y boas.

6.- Una pitón consumiendo un venado

Esta serpiente pitón de roca de 10 pies, está luchando para comer un venado macho. La detuvo alrededor de su cuerpo durante media.


5.- Una serpiente comiendo una gallina grande

Aquí tenemos una increíble foto de una serpiente comiendo una gallina de gran tamaño. Observe cómo se come primero la cabeza de la presa, al igual que todas las constrictoras.

4.- Una pitón diamante comiendo un marsupial

Los investigadores notaron que muchos animales murieron más rápidamente de lo que cabría esperar de la asfixia y algunos creen que la constricción causa un gran aumento en la presión interna, presión que el corazón no puede controlar, por lo que la presa muere de un paro cardiaco.


3.- Una pitón comiendo un venado

Todavía se está investigando la nueva hipótesis sobre cómo mueren la presas, pero los científicos saben que las serpientes tienen una gran capacidad para ejercer presión, la más poderosa es la anaconda verde, que puede aplicar 4000 kg de presión con sus anillos.

Los dientes de los pitones y otras serpientes constrictoras ayudan a empujar la presa a través de su garganta, mientras que sus músculos los mueven hasta el estómago. Puede tomar días para que digieran el alimento y horas para que las serpientes consuman toda una presa cuando es grande.
2.- Una Boa Constrictor comiendo un roedor de gran tamaño

Las Boa Constrictor son en su mayoría depredadores de emboscada, es decir, se esconden a la espera de sus presas, pero en la ocasiones cazan activamente también.


1.- Una pitón comiendo un impala

Los constrictores son increíblemente fuertes y están en la capacidad de matar animales mucho más grandes que ellos. En esta imagen se muestra una serpiente pitón que ya se ha comido la cabeza de su presa y ahora está por los hombros del Impala.

Como todas estas imágenes muestran, la naturaleza puede ser cruel, pero al mismo tiempo increíble.