El viaje de rutina de un elefante africano hacia el pozo de agua, se convirtió en una lucha de vida o muerte, cuando fue emboscado por un hambriento cocodrilo del Nilo.
El turista Martin Nyfeler de Kloten, Suiza, capturó las imágenes del salvaje encuentro durante su visita al Parque Nacional de Luangwa, a finales de septiembre.
“Vimos al elefante madre y a su bebé al borde del pozo de agua y le dijimos a los guías, ¡qué linda foto, vamos a parar aquí”, comentó Nyfeler a National Geographic News.
“Y de repente saltó el cocodrilo, todo el evento duro tal vez 15 segundos.”

Aunque los elefantes son una presa bastante rara para los cocodrilos del Nilo, los cuales miden 6 metros de largo, estos reptiles de vez en cuando hacen emboscadas a animales de gran tamaño, incluyendo decenas de personas al año, dicen los expertos.
Durante el ataque, el elefante fue capaz de moverse lejos del agua con el cocodrilo aún aferrado a su trompa
Incluso para el formidable cocodrilo del Nilo, tumbar a un elefante no es tarea fácil, lo que sugiere que la emboscada pudo haber sido un acto de desesperación o un simple error, de acuerdo con Don Boyer, curador de herpetología del zoológico de San Diego.
En este particular choque de titanes tuvo un final feliz, excepto tal vez por el hambriento cocodrilo.
“El elefante logró voltearse, pero el cocodrilo seguía colgado” dijo el fotógrafo Nyfeler. “Entonces, el pequeño bebé de alguna manera tropezó con el cocodrilo y el cocodrilo dejó en libertad al elefante. El cocodrilo volvió entrar al agua y los elefantes se escaparon.”
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este