En ciertas ocasiones la línea de separación entre una idea brillante y una idea descabellada es muy delgada… los siguientes proyectos son ejemplos perfectos de que, en ocasiones, es muy fácil pasar de una idea sublime a una idea totalmente descabellada e imposible.
# 5. El Palacio de los Soviéticos (The Palace of the Soviets)
Imagine el edificio Empire State, ahora, imagine la Estatua de la Libertad pegada en la cima de dicho edificio… bueno, eso es lo que Joseph Stalin quería para su “Palacio de los Soviéticos”
Tras la muerte de Vladimir Lenin, Stalin quiso erigir un monumento para su líder, un monumento que fuese lo suficientemente espectacular. 
Se le ocurrió el siguiente plan, destruir una antigua iglesia con más de 70 años de antigüedad.
Luego celebró un concurso entre los mejores arquitectos del mundo para competir por el diseño del monumento. Stalin quería “el más grande monumento a la arrogancia” por lo que eligió el diseño que consistía en un edificio de 100 pisos con 1.392 pies de altura y en la parte superior una estatua de Lenin con 260 pies de altura.
Los soviéticos comenzaron la construcción en 1937, tardaron dos años en construir solamente las bases, sin embargo, la construcción nunca fue finalizada.

Nunca fue construido debido a…
Los nazis y la segunda guerra mundial. A medida que la guerra se acercaba a Moscú, los materiales y el acero fueron utilizados para construir vías férreas, fortificaciones militares, etc.

En 1945, el sitio destinado para la construcción del Palacio de los Soviéticos no era más que un enorme montón de escombros y concreto. Incluso después de que la segunda guerra mundial finalizó, la Guerra Fría también ejerció presión sobre los mismos recursos, por lo que el proyecto nunca cobró fuerza de nuevo. Sobre todo después de Nikita Kruschev transformo el sitio en la piscina al aire libre más grande del mundo

Por último, una vez que el comunismo cayó, la piscina fue reemplazada con una – usted lo adivinó – réplica de la iglesia que estaba allí en el primer lugar.
# 4. Volkshalle y el estadio alemán (la audacia Nazi)

Se pueden decir muchas cosas sobre Adolf Hitler, y sobre todas las cosas, podemos decir que era una persona sumamente ambiciosa, realmente creía que podía conquistar todo un continente y “limpiar” toda una raza entera de personas, razón por la cual no debería sorprenderle a nadie que también creía que podía derribar Berlín y empezar a construir un pueblo nuevo, una nueva ciudad llamada Germania.

En el corazón de Hitlertopia quería colocar un monumento con forma de cúpula llamada Volkshalle. Este monumento iba a ser inmenso, con 950 pies de altura y un diámetro de 820 pies.
Era tan grande, que de hecho el arquitecto, Albert Speer, especuló que la acústica sería literalmente ensordecedora y que la humedad producida por la respiración de la gente podría ocasionar lluvia artificial en el interior.

Igual de atrevido fueron los planes de Hitler para construir un súper-estadio en Nuremberg, diseñado para tener 400.000 asientos, es decir, 8 veces más grandes que el estadio de los Yankees. Actualmente el estadio más grande del mundo queda en Corea del Norte y tiene capacidad para 150.000 asientos, Hitler quería casi el triple, utilizando la tecnología de 1930.
Este estadio estaba pensado para que fuese la sede de los Juegos Olímpicos! Todos los Juegos Olímpicos! además de cambiar el nombre de los Juegos Olímpicos para los Juegos Aryan.
Nunca fue construido debido a…
El proyecto era demasiado ambicioso y no poseían los conocimientos de ingeniería para llevarlo a cabo, era imposible de ejecutar. El proyecto nunca paso más allá de la fase de pruebas.
El suelo de Berlín tenía fama de ser pantanoso, por lo que la construcción del Volkshalle requería de pruebas para asegurarse de que el suelo podía soportar todo el peso. El arquitecto, Speer, encargó una trozo de concreto de 12.000 toneladas para probar el suelo, si la estructura se hundía menos de 2.5 pulgadas, el suelo se consideraba seguro para construir el Volkshalle, pero dicho trozo de concreto se hundió 7 pulgadas. A pesar de los resultados de la prueba, Hitler aprobó la construcción, afortunadamente el edificio no fue construido debido al inicio de la guerra, la cual demando una gran cantidad de materiales, por lo que todos los recursos fueron destinados a dicha causa. La prueba fallida aun se encuentra allí:

Los esfuerzos de la guerra también destruyó los planes de la construcción del estadio alemán, en la siguiente foto podemos ver las pruebas efectuadas para la construcción de dicho estadio.

# 3. Mile High Illinois

Frank Lloyd Wright fue un importante arquitecto del siglo 20, famoso por ser uno de los pocos arquitectos en logran captar nuestra imaginación colectiva. Sus diseños van en contra de todas las líneas tradicionales

Su diseño mas ambicioso fue el Mile High Illinois, el cual buscaba resolver los problemas de la expansión suburbana. También fue llamada la “ciudad en el cielo” Illinois (Sky City, Illinois). Consiste en un edificio con una altura de una milla, la idea era crear un lugar donde la gente podría vivir y trabajar sin tener que manejar 20 millas fuera de la ciudad dos veces al día.

A diferencia de los otros edificios de esta lista, la torre insanamente alta de Frank, estuvo diseñada por un experto. Él sabía, por ejemplo, que un edificio tan alto iba a tener problemas de balanceo, especialmente en una ciudad apodada “La Ciudad de los Vientos”, por lo que la diseñó como una trípode, más resistentes en la parte inferior y estilizada en la parte superior.
Según Wright, la forma del edificio en combinación con el marco de acero tensado, contrarrestarían los fuertes vientos de Chicago. También sabía que un edificio con una milla de altura no sería fácil de evacuar en caso de emergencia, por lo que diseñó ascensores que funcionaran durante un incendio.
Nunca fue construido debido a…
Frank Wright murió tres años después de haber elaborado el diseño. Sin embargo, como un testimonio de lo bueno que era el diseño, Mile High Illinois fue la inspiración para el edificio más alto del mundo hasta la fecha, Burj Dubai. A ver si pueden detectar las similitudes:

Aunque el Burj Dubai solo tiene la mitad de la altura de la torre soñada por Wright, utiliza el mismo hormigón, así como el núcleo central que estabiliza el edificio desde el fondo hasta la parte superior.
# 2. La cúpula sobre Manhattan

Antes de meternos en esta locura de ciencia ficción, tenemos que hablarles de Buckminster Fuller. Este fue el hombre que patentó y popularizó la cúpula geodésica y también mostró al mundo la primera cúpula que podría soportar su propio peso.

Fuller quería encerrar a Manhattan con una cúpula de una milla de alto y dos millas de ancho. Según Fuller, la cúpula serviría como escudo por la contaminación producida por las plantas eléctricas cercanas, también sería una gran razón para la prohibición de todos los coches, autobuses y cualquier cosa propulsada por motores dentro de la ciudad.
Nunca fue construido debido a…
Evidentemente nadie vio el proyecto como factible por varias razones, según Fuller se necesitarían 16 grandes helicópteros trabajando todos los días durante tres meses para montar los cristales en el marco de aluminio, el costo? doscientos millones de dólares solo para los helicópteros, sin incluir la mano de obra, costo de los materiales y el sinnúmero de insultos lanzados por los neoyorquinos debido a la perspectiva de vivir el resto de sus vidas en una pesadilla distópica. Al final, Nueva York le dio un cortés “Gracias, pero no gracias” a Fuller.

# 1. Torre de Tatlin

Si Joseph Stalin sabía una o dos cosas acerca de edificios no edificables, es sólo porque lo aprendió de su maestro: su predecesor Vladimir Lenin.

Lenin contrató al vanguardista arquitecto Vladimir Tatlin para construir un monumento a los bolcheviques en 1920.

A Tatlin se le ocurrió lo siguiente: una torre de 1.300 pies de altura, pero el problema no era la altura, el problema fue que el edificio propuesto iba a ser un cubo, coronado por una pirámide y un cilindro inclinado sobre él, rodeado por hélices de acero retorcido y equipado con un proyector gigante para proyectar propagandas en las nubes en los días nublados.


Nunca fue construido debido a…
Se trataba de la década de 1920 y fue uno de los muchos proyectos egocéntricos de la Rusia Soviética que nunca llegaron a ser realizados, sin embargo, sus modelos y diseños aun son considerados obras de arte hoy en día.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este