Hace apenas un mes se supo que los nazis habían planeado matar a las fuerzas aliadas con salchichas envenenadas si llegaban a poner un pie en suelo alemán. Ahora ha aparecido un arma igualmente improbable del arsenal de Hitler: “los perros que hablan”.
Los alemanes observaron que los caninos eran casi tan inteligentes como los humanos y trataron de enseñarles a “hablar”, leer y escribir, afirma un académico universitario. Incluso llevaron a cabo experimentos de telepatía entre hombre-perro.

El dictador es fotografiado con sus dos pastores alemanes Blondi y Bella. Se le conoce por haber matado a su perro Blondi momentos antes de suicidarse en su búnker en 1945.

Karl Krall experimenta con la telepatía entre los perros y los humanos
Hitler, un conocido amante de los perros, tenía esperanzas que los animales aprendieran a comunicarse con sus amos de las SS, y apoyó a la escuela especial de perros creada para enseñarlos a hablar.
Algunos dicen que eran capaces de imitar la voz humana y que incluso tenían un perro que aparentemente podía pronunciar las palabras “Mein Führer” cuando le preguntaron quien era Adolf Hitler y otro que había “escrito” poesía.
Los alemanes esperaban poder utilizar los animales para la guerra. Los experimentos realizados por el académico Dr. Jan Bondeson fueron reportados en la investigación “perros únicos y sorprendentes de la historia”.

El perro Rolf “hablando” con la señora Frau Moekel.

Esta imagen muestra a la señora Schmitt con siete de sus alumnos. Ellos podían comunicarse a través de palabras golpeadas con sus patas, pero también se afirmó que podían imitar la voz humana con cierto éxito.

La escuela de perros fue llamada Tier-Sprechschule ASRA y estuvo ubicada cerca de Hannover, dirigida por la directora Margarethe Schmitt. Fue creada en la década de 1930 y continuó durante los años de guerra.

Rolf, un terrier Airedale, al parecer ‘hablaba’ tocando la pata contra una tabla, cada letra del alfabeto estaba representada por un determinado número de toques. Se dice que especuló acerca de la religión, lenguas extranjeras y la poesía escrita. El perro patriótico incluso expresó su deseo de ingresar en el ejército – porque no le gustaba los franceses.

En conclusión, hubo experimentos bastantes extraños llevados a cabo por Alemania durante la guerra. El mes pasado, los archivos británicos desclasificados mostraron que los nazis planearon envenenar las salchichas, el chocolate y el café, si las tropas aliadas lograban invadir a Alemania.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este