Este pequeño niño de India de ocho años que vivía con un pedazo de su hermano gemelo adherido a su cuerpo.
Hasta hace poco, los residentes de las aldeas en el estado sureño indio de Kerala podían decirle a los turistas incautos que este niño en realidad era un Dios vivo! de 8 años llamado Kurvana Kumar y lo consideraban la encarnación de Shiva e incluso le ofrecieron presentes – para la familia de este niño pobre era una gran ayuda para alimentarse.

El hecho es que el niño nació con una anomalía, que se llama “feto en feto. A pesar de la popularidad de Kumar, sus padres se decidieron por la cirugía para eliminar las partes del cuerpo extra. Los fondos recaudados por todo el mundo fueron usados para la operación. Los médicos no siempre pueden eliminar con éxito este tipo de anomalías, pero en este caso, la operación fue un éxito: el paciente de 8 años de edad, se siente bien y ahora tiene que acostumbrarse a vivir como un niño normal.

 Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este