Un curioso garaje para cuatro vehículos fue integrado a la planta baja de un edificio histórico en el barrio de Haight-Ashbury en San Francisco.

Para conservar la fachada victoriana, los arquitectos Beausoleil convirtieron los ventanales en la puerta del garaje secreto.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este