Nueva Orleáns ha tenido una recuperación notable desde que la ciudad fue devastada por las inundaciones durante el huracán Katrina en el 2005, no obstante, le vamos a presentar unas fotografías impresionantes, que muestran al parque de diversiones Six Flags que fue dejado en abandono luego de la tragedia. 
Estas fotografías inquietantes, tomadas a lo largo de estos últimos seis años, revelan un paisaje casi post-apocalíptico dominado por juegos retorcidos y oxidados, ahora en silencio para siempre.
Los grafitis cubren muchos de los edificios, dando la bienvenida a los visitantes a “Zombieland” un nombre apropiado para este misterioso parque abandonado.
Six Flags quedaba ubicado en una zona de tierras bajas al este de la ciudad, por lo que durante la inundación, quedó sumergida hasta por siete pies de agua, que no se vació durante casi un mes. 
La combinación de agua de mar y agua de río provocó que la mayor parte de los paseos quedaran corroídos, dañándolos irreparablemente. De acuerdo con un informe del momento, el 80% de los edificios quedaron destruidos completamente.
Los vándalos han aprovechado la devastación del parque para pintar grafitis en todas las superficies.
Sólo una atracción logró ser salvada, Batman: The Ride, la cual quedo más o menos ilesa, gracias a que su plataforma de operación estaba a un nivel superior a las aguas de la inundación.
Durante varios meses hubo rumores de que los arrendatarios del lugar, Six Flags, podrían volver a reabrir el parque en 2006 o 2007, con el pago del seguro, sin embargo, la empresa había estado perdiendo dinero y estaba luchando por atraer a los visitantes, antes del huracán Katrina.
En el 2006 Six Flags declaró el parque como “pérdida total” y trató de salir de su contrato de arrendamiento de 75 años con la ciudad de Nueva Orleans, diciendo que las aseguradoras no le estaban pagando lo suficiente como para repararla.
Un año después de Katrina la empresa retiró la atracción, Batman: The Ride, para reformarla. Dos años más tarde la reestrenaron, en Six Flags Fiesta Texas en San Antonio, en donde la llamaron Goliat.
Desde entonces, los desarrolladores han propuesto varios planes para salvar el parque. En 2008, Southern Star Amusement anunció una propuesta de $ 70 millones para hacerse cargo del arrendamiento y duplicar el número de atracciones a 60, así como la creación de un parque acuático.

En el 2009 se revelaron un plan en conjunto con Nickelodeon, para crear el parque temático más grande de la compañía, creando 600 puestos de trabajo.

Pero el proyecto, ahora de $ 165 millones, aun no se ha materializado. Según los informes más recientes, Southern Star Amusement presentó una carta de intención para rehabilitar el parque, al Ayuntamiento, en enero de este año.
Hasta entonces, Six Flags permanecerá como un recuerdo inolvidable de la devastación de Katrina.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este