Un hombre estaba jugando golf, cuando de repente se sintió perdido…
Ve delante de él a una mujer jugando, y va a su encuentro…
– ¡Buen día! ¿Podría ayudarme?, no sé en qué número de hoyo estoy
– Ud. está un hoyo detrás de mí. Yo estoy en el 7, Ud. está en el 6.
El hombre le agradeció y continuó jugando. Un par de horas más tarde, se sintió nuevamente perdido. Vio a la misma mujer y fue hacia ella con algo de vergüenza.
– Perdón por molestarla otra vez. Me perdí nuevamente. ¿Podría decirme en qué hoyo estoy ahora?
– Ud. está un hoyo detrás de mí. Yo estoy en el 14, Ud. en el 13.
Nuevamente le agradeció el gesto y continuó jugando. Cuando finalizó, vio a la mujer en el bar del club. Fue hacia ella y le preguntó si podría invitarla a tomar un trago, en agradecimiento por haberlo ayudado. Ella aceptó y comenzaron a charlar animadamente hasta que él le preguntó que hacía ella para vivir…
 

– ‘Estoy en ventas.’

– ‘No bromee…en serio?, yo también!’ ‘Y qué vende?’ le preguntó el hombre. Ella se sintió un tanto avergonzada de contarle, y después de que él le insistiera, se dispuso a decírselo si le prometía no reírse. Él prometió no hacerlo…
– Vendo tampones femeninos TAMPAX, dijo ella.
Él inmediatamente soltó una gran carcajada y entonces ella enojada le dijo…
– “¡Me prometió que no se reiría!”
– ¿Cómo no hacerlo? … ¡Yo vendo papel higiénico… Sigo estando un hoyo detrás de usted!
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este