Esta escuela de Rusia sabe ciertamente cómo llevar la educación a un nuevo nivel, motivando y desarrollando la creatividad de sus estudiantes a un nivel muy pocas veces visto.

En un intento por hacer su anuario un poco más interesante y divertido, les surgió la idea de dejar a los niños dibujar lo que quisieran en la pizarra, para luego fotografiarlos en diferentes poses. Déjenme decirles algo, el resultado es tan genial e impresionante, que debería ser imitado por todas las escuelas del mundo.

Al hacerlo de esta manera, los niños trajeron su creatividad, pensamientos y sueños. ¿Qué más se puede pedir de una imagen que se supone que expresa la positividad y la creatividad? Es posible que alguien les haya ayudado a dibujar estas imágenes en las pizarras, sin embargo, lo importante era retratar lo que tenían en su mente.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este