Montículos de hierba en forma de caracol, dobles hélices de ADN y olas ondulantes de rododendros conforman el Jardín de la Especulación Cósmica, un jardín de treinta acres diseñado por el teórico de la arquitectura Charles Jencks y su difunta esposa, Maggie Keswick.

Está ubicado en su residencia privada, Portrack House, cerca de Dumfries, Escocia, el diseño del jardín es guiado por los principios fundamentales de la física moderna, y de acuerdo con Jencks, pone de manifiesto los elementos básicos que subyacen en el cosmos. Desde 1989 hasta la muerte de Keswick, en 1995, Jencks y su esposa, expertos en jardines chinos, se reunieron con horticultores y científicos a fin de diseñar un paisaje que tendería un puente entre los mundos del arte, la naturaleza y la ciencia.

El jardín cuenta con una pantalla vertiginosa de fractales geométricos que está inspirado en los conceptos de los agujeros negros, la teoría de las cuerdas y del “Big Bang”.

El jardín está conformado por cinco grandes áreas conectadas por una serie de lagos artificiales, puentes y otras obras arquitectónicas, como las grandes escaleras blancas que bajan por una ladera verde en forma de zig-zag, representando la historia de la creación del universo.

Jencks continuó trabajando en el jardín hasta el 2007. Hoy en día, está abierto al público un solo día del año a través de Scotland’s Gardens Scheme, para recaudar fondos a Maggie’s Centres, una fundación para la atención del cáncer, fundada en nombre de la difunta esposa de Jenck.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este