Jei Ma sorprendió a los turistas cuando escaló el enorme muro de 20 metros de un castillo al este de China, solo para evitar pagar la cuota de admisión que costaba £ 2.50.
La ágil y ahorrativa mujer no tenía equipo o cuerdas de seguridad, le dijo a los otros visitantes que había crecido en Nanjing, provincia de Jiangsu, por lo que había subido las paredes del castillo de Zhonghau desde su infancia y que nunca había pagado ni una sola vez para entrar.

Desafortunadamente su habilidad para subir la pared alentó a otros visitantes menos agiles, a seguir su ejemplo, lo que resultó en dos caídas con fracturas de piernas y otros tres que tuvieron que ser rescatados por la policía.
Ella corrió y subió la pared como una cabra y lo hizo parecer fácil. Pero cuando otras personas trataron de imitarla, vieron que no era tan sencillo como ellos pensaban “, explicó uno de los turistas.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este