El artista y panadero tailandés, Kittiwat Unarrom, hornea esculturas de partes de cadáveres que lucen inquietamente reales, a partir de la masa del pan.

 

 

La panadería está ubicada en Ratchaburi, Tailandia. Los visitantes pueden encontrar cabezas, manos y pies, que están hechas de masa y son comestibles.

 

 

Estas asquerosas esculturas de pan, de distintas partes del cuerpo, lucen tan reales, que tan sólo imaginar comerlas, estaríamos un paso más cerca del canibalismo

 

 

 

¿Comería usted este pan?

 

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este