El programa se llama “El juego de la muerte” y supuestamente es un reality show que muestra la muerte en directo, pero en realidad es un programa de televisión ficticio, cuyo objetivo es llevar a cabo un interesante experimento, cuyo resultado es simplemente escalofriante
Trata realmente de un experimento francés en donde los participantes creían que eran concursantes de un juego de televisión, y de manera reiterada, estuvieron de acuerdo en aplicar descargas eléctricas a niveles mortales a otros concursantes rivales, simplemente porque se los ordenó la conductora del programa y porque así les dijeron que era el juego…

En este programa de televisión, los concursantes son inducidos por el publico para tirar de palancas y dar choques eléctricos de alto voltaje a otros concursantes, que en realidad son actores, pero que ellos creen que son participantes del publico que también asistieron a este programa de concursos, todo es un montaje, el concursante no sabe que la persona que está siendo electrocutada es un actor, que no hay ninguna electricidad.
El objetivo es demostrar como el publico y los concursantes son capaces de infringir dolor y ver como alguien es torturado, solo porque una figura que representa la autoridad se los ordena… en este caso, la autoridad es la presentadora del juego y la televisora…
El 82% de los concursantes estuvieron preparados para aplicar los choques eléctricos, a pesar de que no concursaban para ganar algo, los productores les habían dicho que ellos simplemente participaban en un programa piloto.
El documental muestra como a pesar de oír los gritos de la víctima, que ellos creen real, 8 de cada 10 concursantes cumplen hasta el último mandato de la presentadora y llegan a aplicar descargas de hasta 460 voltios, momento en que la persona no muestra signos de vida.
El documental es una nueva versión del famoso experimento realizado por el profesor de la universidad estadounidense de Yale, Stanley Milgram, con el que investigó en los años 60 como las personas comunes y corrientes son capaces de obedecer a la autoridad, en aquel caso científica, y cumplir órdenes que van contra su moral, demostrando como el ser humano puede ser manipulado y condicionado a comportarse de manera diferente a como se comportan en la vida diaria.
Video que muestra el experimento de Stanley Milgram
Los creadores del documental afirman que su experimento muestra que el factor del estar en la televisión, aumenta la voluntad de obedecer, con el experimento del Milgram el 62% de las personas obedecieron a una autoridad abyecta, mientras que en el documental de televisión, el porcentaje subió al 80% de las personas…
Que opinan de este interesante experimento… el ser humano nunca deja de sorprendernos… en este caso, negativamente…
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este