En la época de otoño en Alemania es un gran festival. En octubre, se celebra la fiesta de la cerveza de fama mundial, el oktoberfest, y en noviembre, en el suroeste de Alemania, cerca de la ciudad de Ludwigsburg , es el festival de la cosecha de calabazas y la primera cosa que se toma en cuenta es cuando pesa la calabaza, cosechas de grandes calabaza que van desde 200 libras hasta una fantástica de 635 libras!

En esta competencia lo importantes y llamativo es la calabaza que se le abre un gran agujero por el que cabe una persona y se vacía completamente de forma que al vegetal solo le quede la cascara. Luego el valiente competidor entra en ella y lo que debe hacer es remar y dirigir la calabaza que aunque parezca sencillo, no lo es, ya que mantener el control es bastante complicado. Estas calabazas nunca obedecen a la dirección que les mandas ir, además tienes que mantenerlas lo suficientemente derechas como para que no se llenen de agua. Se comportan de forma caprichosa y constantemente te amenazan con volcarse. Los concursantes deben tener habilidades para nadar.

Los esfuerzos desesperados de los atletas es lo que realmente entretiene y hace reir a la audiencia. No todos pueden llegar a la meta, muchos se han salvado. Pero el éxito, lo obtendrá la persona que haya recorrido la mayor distancia. El ganador del concurso del año pasado fue Manuel Memmert quien dijo… “Para ganar, necesitas convertirte en una calabaza las últimas 3 o 4 semanas… comí sólo calabaza: sopa de calabaza, hamburguesas de calabaza etc…”

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este