Skeinz, una tienda de lanas en Nueva Zelanda hizo un llamado a todas las tejedoras del mundo para que hicieran suéteres para los pingüinos afectados por el derrame de petróleo ocurrido en Tauranga, Nueva Zelanda este año.
Los suéteres evitan que las aves empapadas con aceite se acicalen con el pico y se envenenen ellas mismas, además de mantenerlas con calor antes y después de que hayan sido limpiados por los trabajadores de limpieza.

El Fideicomiso de Conservación de Tasmania hizo una petición similar en el 2001, pero en lugar de recibir los 100 suéteres que pidieron, recibieron un total de 15.000 suéteres… de hecho Skeinz publicó rápidamente una actualización, diciendo que ya habían recibido suficientes suéteres tejidos para los pingüinos, por lo que no hay necesidad de enviarles más.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este