El artista de Nueva Jersey, Josué Kirsch, acaba de completar su última escultura interactiva llamada “Concentricity 96”, exhibida en octubre en el Grand Rapids Art Prize.

El dispositivo tremendamente futurista se presenta al espectador con un mango brillante blanco que puede ser movido en cualquier dirección, dando como resultado un espectáculo de luces fantástico.

Los interruptores integrados en el circuito de la escultura son activados por el mango magnetizado y traduce su movimiento en un despliegue de 96 luces LED rojas y blancas… Durante los últimos cuatro años Kirsch estima que dedicó cerca de 800 horas en la construcción de la pieza, mecanizando casi todos los componentes de aluminio y acero manualmente.

Video de esta increíble escultura futurista en funcionamiento
Kirsch comenta que gran parte de su trabajo es el fruto del deseo que todos tenemos, al entrar en un museo de arte, de tocar e interactuar con las exposiciones, pero generalmente esto no es posible. En este sentido, su obra de arte contradice la regla general de “no tocar”, de hecho, se requiere de manipulación física directa para poder experimentar su obra plenamente.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este