El pequeño pueblo de Paga, en Ghana, desafía las leyes de la naturaleza la población local, nada y se baña en el mismo estanque cercano con más de 100 cocodrilos mortales. Hasta el momento ninguno de los habitantes del pueblo ha sido perjudicado por algún reptil.

Es algo muy raro sin duda lo que sucede en el pueblo africano de Paga, donde la gente vive feliz entre los cocodrilos que no parece importarle la presencia de humanos junto a ellos. Se cree que todos en la aldea de Bolgatanga tienen un cocodrilo que les corresponde, y de acuerdo a fuentes confiables la muerte de algunas personas importantes del pueblo ha coincidido con la muerte de unos cocodrilos. Porque creen que los cocodrilos son las almas de los parientes de los habitantes del pueblo, la gente nunca hiere o mata a estos animales sagrados. Todo eso está muy bien, pero lo que es realmente extraño es que los cocodrilos parecen haber desarrollado una fuerte relación con sus vecinos humanos y nunca le causan ningún daño. Los jóvenes entran al agua hasta la altura de las rodillas para pescar, justo al lado de algunos de los cocodrilos más grandes del mundo, y siempre salen ilesos.
La leyenda dice que uno de los cocodrilos más antiguos de Bolgatanga salvó al primer hombre en llegar a la zona porque lo guiaba hasta el estanque para que tomara agua y saciara su sed después de un largo viaje. A cambio, el hombre declaró que Bolgatanga sería un lugar sagrado, y le dijo a su pueblo que los cocodrilos debían ser tratados como la realeza. Hoy en día, es un tabú herir o matar a cualquiera de los reptiles. Nadie parece saber exactamente cuándo o cómo se establecieron los cocodrilos en esta famosa laguna al norte de Ghana, y la mayoría de los lugareños creen que la leyenda sucedió mucho después de que los cocodrilos llegaran a esa zona.
La increíble relación entre el pueblo y los cocodrilos de Paga ha desconcertado a los científicos durante años y hacen de este lugar una de las atracciones turísticas de Ghana más populares. Millones de personas de todo el mundo vienen aquí para acercarse a los reptiles mortales de los que nunca creyeron estar tan cerca. Guías turísticos capacitados silban una canción para atraer la atención de los cocodrilos, a continuación, le muestran pollos vivos para hacerlos salir del agua. A medida que los cocodrilos se acercan y los turistas toman sus fotografías se les recompensa con los pollos, y esto hace que sea la atracción turística más increíble del Pueblo Paga. Los turistas pueden tocar las mascotas e incluso sentarse en la parte posterior de estas bestias feroces, sin que les suceda nada. Es el único lugar del mundo donde usted puede conseguir una foto sosteniendo la cola de un cocodrilo adulto, mientras sale con una sonrisa. Los cocodrilos son inofensivos y amables, y aunque no hay ningún reporte de que alguien resultara herido, hay que ser muy cuidadoso. Son, después de todo, criaturas imprevisibles.
Uno de los secretos de la relación de amistad entre el hombre y los cocodrilos de la laguna Bolgatanga podría ser la abundancia de alimentos a disposición de los reptiles. Las aguas están repletas de peces y ranas, y los aldeanos regularmente les ofrecemos un buffet de pollos. Puede sonar cruel sacrificar muchas aves, pero los lugareños explican que hacen esto porque los cocodrilos de lo contrario podrían caer en la tentación de atacar al ganado, entrar a sus casas en busca de comida, o atacar a los niños por comida. Además, sienten que los cocodrilos se ganan la comida ya que atraen a muchos turistas cada año.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este