Dice la tradición que quien visita Roma y quiere volver debe tirar una moneda de espaldas a la Fontana di Trevi.

Pero ¿A dónde va el dinero de la Fontana di Trevi? Esta es una pregunta muy común que puede hacerse cualquier turista, incluso no solo de la Fontana di Trevi, puedes hacerte esta pregunta de cualquier fuente o poso de deseos, donde la gente arroje dinero para pedir un deseo.

Bueno pues el dinero que se recoge de la fontana di Trevi de acuerdo con una orden especial, cada moneda se convierte en propiedad de la comunidad una vez que esta haya tocado el fondo de la fuente. Las “donaciones” hechas por cientos de turistas a la ciudad de Roma ronda entre los 900 mil euros al año y estos fondos son utilizados para la caridad. Sin embargo durante la época de crisis, Roma ha decidido invertir en las necesidades de la ciudad.

Por ejemplo en el 2006 la organización “Emporio Cáritas” y el Ayuntamiento de Roma para hacer frente a las nuevas y viejas formas de pobreza se plantearon como objetivo crear un supermercado gratuito para pobres con el dinero que se recogiera de la Fontana.

La cifra es llamativa, aunque si nos ponemos a sacar cuentas en base a los turistas que pasan todo los días por esta fuente, tienen una “fuente de ingresos” bastante buena, que a mi parecer seguramente será más de 900 mil al año. ¿Dónde está el dinero que falta?

Hay muchas historias de personas que han recogido dinero de la fontana por necesidad o supuesta necesidad dos de ellos son, Roberto Cercelletta, un vagabundo que se hace un sueldo diario sacando dinero de la fontana, reúne a la semana unos 600 euros gracias a las monedas que arrojan los turistas a la Fontana di Trevi. Al parecer desde 1968, se mete en el agua junto a la estatua que representa a Neptuno, y ayudado por un pequeño rastrillo, reúne dinero procedente de todos los lugares del mundo. Tras haber sido descubierto, ha alegado ser “un pobre viejo vagabundo” que puede certificar su locura. En mi opinión si lleva desde 1968 haciendo lo mismo no esta tan loco, me parece más un oportunista. Cercelletta se defiende justificando que como pobre, también lo necesita. Según declaraciones de él al diario Il Corriere della Sera, «Sólo cojo unos 200 ó 300 euros al mes y comparto lo que consigo con otras dos o tres personas que tampoco tienen trabajo». Aún así, los 15 minutos diarios que Cercelletta dedica a «trabajar», le proporcionan unos ingresos nada despreciables, que pueden llegar a alcanzar los 100 euros al día.

Otra persona que se vio beneficiada de la famosa fontana es Nadia Angrisani a la cual pillaron con un imán atado a un hilo mientras recogía las monedas tiradas a la conocida Fontana di Trevi de Roma. Pero un tribunal de esta ciudad la ha absuelto, al considerar que no es delito recoger el dinero que no es de nadie.

Cuando en 1998 los carabineros la detuvieron, Angrisani había recogido 18 euros. No era la primera vez que lo hacía. La necesidad de dar de comer a sus hijos la llevó a pescar las monedas.

Nadia, una exbailarina de televisión de 52 años caída en la pobreza, fue condenada a pagar una multa de 1.600 euros por “robo de propiedad municipal“, pero no pudo abonar la multa por su condición de insolvencia. Su abogado logró llevar el caso a los tribunales y cinco años más tarde ha llegado la sorprendente sentencia: no hay delito. Las monedas de la Fontana di Trevi no pertenecen a nadie.

Despues de saber de estas dos personas me viene a la mente ideas de que seguramente no son los unicos que hacen esto, ademas me viene tambien la loca idea de que si nadie tocara este dinero, la recoleccion de monedas no sería anual, tal vez semestral o hasta trimestral, porque la cantidad de dinero debe ser mucha mas. Incluso en las fotos no se ven casi monedas de alta denominación, seguramente estas son las que se llevan.

¿Fuiste a la fontana di Trevi alguna vez? 
Si fuiste… ¿Pediste un deseo, con una moneda de que valor?
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este