Todo el mundo quiere conseguir hacerlo a 9.000 metros de altura. El problema es que el Mile High Club (también conocido como el Club de las Alturas) es un club exclusivo, exclusivo en el sentido de que no es tan fácil hacerlo en un avión. En un mundo post 9/11, cada movimiento es analizado en un avión, debido a esto, el camino hacia el Mile High Club, es mucho más rocoso, un paso en falso y te encontrarás en una pequeña habitación de ladrillo siendo interrogado por la policía “No Sr. Agente, que no quería hacer nada con el avión, yo quería hacerlo con alguien en el avión”.
Primer consejo: No te sientes a su lado.
Para evitar cualquier sospecha inicial, deben asegurarse de que usted y su enamorada no estén sentados uno al lado del otro. Se verá mucho menos sospechoso cuando ustedes dos se levanten y se dirijan a la parte trasera del avión hacia el cuarto de baño. No hay nada más sospechoso que dos asientos vacios en la misma fila, en cambio, dos asientos libres al azar dan la impresión de que dos pasajeros necesitaban ir al baño.

Segundo consejo: Las señales.
Asegúrense de desarrollar señales de fácil comprensión. Un rasguño en la nariz puede significar “Me dirijo al baño”. El roce de su barba, podría significar “cuenta hasta 10 antes de dirigirte hacia el cuarto de baño”. Decidan lo que decidan, asegúrense de que ambos estén claras con las señales antes de subir al avión. Señales confusas son la forma más fácil de ser atrapados.

Tercer consejo: Estrategia de distracción.
Hacer algo tan simple como pedir a la azafata una almohada, puede llamar su atención y distraerla, mientras que su enamorada ingresa al baño. No hagas ninguna locura, no querrás terminar en custodia de la policía, ni nada parecido. Algo sutil, como un ataque de tos, será suficiente. El objetivo es darle tiempo a tu enamorada para que pueda ir al baño con la menor cantidad de atención posible.

Cuarto consejo: El tiempo es la esencia.
Estén preparado para seguir adelante tan pronto lleguen al cuarto de baño, no tienen tiempo para los juegos previos, ni tampoco tienen tiempo para quitarse la ropa innecesaria. Su mejor apuesta es conseguir llegar con ánimos al avión, incluso jugar y tentar a su pareja antes del vuelo. Utilicen ropa cómoda, e incluso piensen en no usar ropa interior, y para ella, los vestidos siempre son la mejor opción. Cuando el trabajo esté hecho, no ocupen el baño abrazándose, deben entrar, salir y volver a sus asientos.
Esperemos que estos consejos les sean útiles y que en su próximo vuelo intenten ingresar a este prestigioso club
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este