Una característica interesante en Japón es la longevidad, donde la mayoría superan fácil los 100 años de vida. Umeji Narisawa está a punto de completar un siglo de antigüedad, y atribuye su buena salud para la consola Famicom, un juego de video, donde pasa horas jugando día.

Su interés en los videojuegos, comenzó cuando ella tenía 63 años o hace 26 años. Vio a sus nietos que se divertían jugando un juego que en ese momento fue todo un éxito y por curiosidad, decidió aprender.

Actualmente juega con los bisnietos. Su juego favorito es Bomberman y pasa horas jugando al día. Actualmente ya esta tan acostumbrada a jugar que pasa más de 50 niveles del juego en un abrir y cerrar de ojos.
De acuerdo con la anciana adicta a Bomberman, su afición le ha traído como consecuencia muchos beneficios tanto físicos como mentales. Tiene dedos ágiles debido al control y también sus articulaciones están sanas de artritis, esta enfermedad que es muy común a su edad.
Los rompe cabezas le ayudan a mantener el cerebro activo y conectado, para evitar enfermedades como el Alzheimer. Ha mejorado mucho sus reflejos, es capaz de pasar un hilo por una aguja sin complicaciones.
Lo único que le falta a Narisawa es evolucionar a juegos de video más modernos, como Playstation o Wii de Nintendo , pero ella no quiere saber nada de esos. Ella está feliz con su consola de la era de piedra.
En Japón, ella se hizo famosa al aparecer en la televisión japonesa, cuando un periodista fue a su casa en Sendai para entrevistar a esta buena señora de 99 años.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este