Una mujer británica de 76 años de edad acude al médico quejándose sobre la pérdida de peso, al realizarle una tomografía computarizada, el doctor descubre que tenía un bolígrafo pegado en su estómago. Lo más insólito de la noticia es que después de que lograron retirar el bolígrafo, lo probaron, y descubrieron que aun seguía funcionando después de 26 años.

Al parecer, la mujer estaba usando el bolígrafo para empujar hacia abajo su lengua, mientras estaba revisando sus amígdalas en 1986, tropezó mientras se estiraba para mirarse en el espejo y se tragó el bolígrafo en el proceso, sin embargo, no le causó ninguna molestia por lo que al final simplemente se olvidó de él.
El bolígrafo es parecido a un Sharpie, pero sería interesante saber cuál es la marca, porque regularmente los bolígrafos se secan después de unos seis meses, este estaba siendo bombardeado por los ácidos estomacales, y según la imagen, ni siquiera tenía la tapa. Sin duda, la calidad del bolígrafo fue comprobada.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este