Una docena de rosas de tallo largo, no fue suficiente para este hombre el Día de San Valentín. Xiao Fan compro 9.999 rosas, con ellas diseño y creó un largo, hermoso e impresionante vestido para su novia de rosas, Mi Yin, con el cual le propuso matrimonio en el parque de atracciones de Guangzhou, donde tuvieron una cita por primera vez hace tres años, en ese entonces Yin acababa de ser coronada Miss Bikini 2009. Modistas trabajaron sin cesar para crear la prenda, que incluye unos delicados tirantes de pétalos de rosa y una cola de un poco más de metro y medio.

El número nueve es importante para los chinos, porque es un homófono de “larga duración”, que tiene connotaciones favorables para las bodas. Según la leyenda, el número 10.000 estaba reservado sólo para las deidades. El emperador que encargó el palacio imperial de Pekín Ciudad Prohibida se decía que había solicitado 9.999 habitaciones.

Yin vistiendo la prenda con un ramo de orquídeas amarillas, que simbolizan el amor, la belleza y la fertilidad.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este