El día 3 de marzo es otro día importante en la impresionante cultura de Japón, celebran el Hina Matsuri (雛祭り), conocido también como Hina no sekku. Es un festival de muñecas y es el día de las niñas en Japón, hay también quien lo llame Momo no Sekku (Peach Blossom Festival), porque es en esta época que aparece la primera floración de estos árboles, indicando el fin del inverno y el comienzo de la primavera.

Las flores de durazno simbolizan el casamiento feliz e sirven para homenajear a las jóvenes, así como el Kodomo no Hi, en honor a los niños. El Festival hace hincapié en los lazos del matrimonio y el deseo de prosperidad, felicidad y salud para las niñas, alejando de ellas cualquier tipo de daño.
Hina Doll Festival de las Muñecas
Las muñecas son el símbolo de Hina Matsuri y se muestran exactamente de la misma manera cada año. Por lo general, se compone de al menos 15 muñecas vestidas con trajes de la corte imperial durante el período Heian (794-1192). También se incluyen diversos objetos en el altar relacionados con la corte imperial, dando una verdadera producción artística del evento.
Las muñecas Hina son colocadas como si estuvieran sentadas en un altar cubierto con un paño de color rojo, a raíz de una jerarquía a partir de la Dairi-sama, que representan el Emperador y la Emperatriz de resplandecientes trajes de seda, a continuación, seguido por otros personajes como los príncipes, los ministros y los artistas, músicos y pintores.
Las muñecas están hechas de madera y paja kiri y están dispuestas en el altar de una manera artística. La pareja imperial siempre debe ocupar el escalón más alto, el emperador y la emperatriz a la izquierda. Otros personajes del antiguo Japón, ocupan los peldaños más bajos.

Para los japoneses, las Muñecas de Hina son mucho más que simples objetos de decoración. Según la creencia japonesa, las muñecas tienen el don de ahuyentar los malos espíritus, las enfermedades y desgracias.

Origen de Hina Matsuri
La costumbre de mostrar las muñecas se inició durante el período Heian. Anteriormente, la gente creía que las muñecas tenían el poder para contener los malos espíritus. El Hinamatsuri tiene sus orígenes en una antigua costumbre japonesa llamada Hina Nagashi (muñecos flotantes), donde los muñecos fueron enviados a las aguas de los ríos en un pequeño bote de paja.
Se creía que al ser lanzadas en los rápidos del río, las muñecas tomaban toda la maldad y se la llevaban con ellas. Hoy en día, esta práctica no es tan común, aunque hay lugares en Japón, donde se practica Hina Nagashi.
Comida típica en Hina Matsuri

La bebida habitual para el festival es similar al amazake pero llamada Shirozake, una bebida hecha con arroz fermentado, pero no alcohólica, así que los niños pueden tomarla sin problemas. La comida tradicional llamada Arare Hina, son galletas de arroz y soya con azúcar de colores.

Otros platos típicos en el festival es el Hishimochi, son un pastel de arroz dulce con capas de color rosa, blanco y verde. Representa la fertilidad y suele colocarse en el altar con la muñeca de Hina.
El chirashizushi también es otro alimento común en el Matsuri Hina. Es un plato de arroz cubierto con ingredientes muy coloridos como vegetales, pescados y mariscos, entre ellos el camarón, pulpo o calamar.

El Sakuramochi o torta de cereza es similar a las tortas Hishimochi, solo que lo envuelven en una hoja del árbol de cereza. La manera de enrollarlo es diferente en cada región. El Sakura (cerezo) es el símbolo de la primavera en Japón.

El Hamaguri Ushio-jiru es una sopa donde se colocan dos conchas de moluscos y representan el símbolo de una pareja unida y pacífica. Representa la boda, y durante el Matsuri Hina las mamás aprovechan la oportunidad para enseñar a sus hijas sobre el matrimonio y los lazos de unión entre marido y mujer.

Música Tradicional del Matsuri Hina
Durante el festival de las muñecas se toca una canción cantada por niños en las escuelas. Es la canción “ureshii Hina Matsuri, que se traduce como” Feliz Festival de las Muñecas”. El vídeo a continuación:
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este