Cualquier padre en duelo por la muerte de un hijo iría a cualquier extremo para escuchar la voz de su pequeño por última vez. Pero, ¿cuántos de ellos realmente inventan un aparato para ello? El ingeniero eléctrico Gary Galka de Connecticut lo hizo.
Después de que su hija Melissa de 17 años de edad muriera en 2004 en un accidente automovilístico, Gary dice que ella comenzó a comunicarse con la familia en cuestión de días. El timbre sonaba, los canales de televisión cambiaban y las luces se encendían y apagaban solas. Fue entonces cuando Gary comprendió que su hija muerta tenía algo que decirles. Él creó un dispositivo para ayudarla, y ahora es el dueño de un negocio próspero de dispositivos de detección paranormales. Con los años, ha vendido miles de estos dispositivos, que van entre $ 79 y $ 350 en precio. Gary ha inventado más de 30 diferentes productos que están destinados exclusivamente para la investigación paranormal.

La familia Galka fue presentada recientemente en un programa de televisión llamado “Ghost Adventures”. En el programa, los Galkas afirman que se han puesto en contacto con su hija muerta, y la han visto así. Insisten que Melissa se encuentra presente a su alrededor y los instrumentos que inventó su padre son prueba de ello. Uno de los dispositivos reproduce una voz que dice: “Hola Papi, Te amo.” Además, de acuerdo con Gary, “cuando estaba sentado en la cama, sentí que estaba su cabeza en mi pecho.” Él dice que él nunca ha visto Melissa, pero su hija menor Heather, dice haberla visto en tres ocasiones. Los aparatos han informado de otros miembros de la familia, e incluso gente que no ha estado relacionada con nadie de la casa.
Con 57 años de edad, Gary fue criado como católico y cree en Dios y el más allá. Un tercio de los beneficios de la venta de dispositivos de detección paranormales es donado a grupos de duelo, como el Cove Center for Grieving Children en Wallingford. “Me siento obligado a ayudar a otros padres desconsolados. Para mostrar a estos padres que puedan vivir más allá del dolor y con el consuelo saber que su hijo está en un buen lugar”, dice Gary. Investigadores de lo paranormal, sin embargo, tienen una historia diferente que contar. De acuerdo con uno de ellos, Joe Nickell, “Están sorprendidos con los resultados obtenidos en una vieja casa, cuando hay fuentes que no tienen nada que ver con actividad paranormal tales como cableado defectuoso, torres cercanas de microondas, actividad solar, y así sucesivamente. “Mientras tanto, Gary espera que las experiencias de su familia y sus dispositivos ayudarán a las personas que no creen en el más allá a sentirse mejor. ”

Fuente