Este seguramente es una de los robos más estúpidos que han sucedido en mucho tiempo, este chico intento robar una tienda Apple con su BMW X5 de aproximadamente 60.000$, no tomo en cuenta pequeños detalles importantes, no robes una tienda con tu propio auto y menos si es un auto de tanto valor… Si con todo y eso decides hacerlo, por lo menos quitale las placas para que no te reconozcan en los videos de seguridad y segundo, recuerda llevar el material necesario para cambiar los cauchos, ya que en este tipo de robos puedes romper vidrios y lo más seguro es que por lo menos uno o dos de los cauchos se desinflen. Además creo que con todas las previsiones que tomes, vale más el carro y el daño que le estas causando que el robo como tal.

El robo sucedió en California el 6 de septiembre a medianoche en el departamento de policía de Temecula los agentes de policía fueron notificados de que la alarma de la tienda Apple en el centro comercial Promenade en Temecula, se activo. Las unidades que respondieron al llamado descubrieron el desastre, de acuerdo con el sargento Dean Spivacke, la puerta de seguridad en la parte delantera de la tienda había sido destruida, pero sin daños sustanciales para la empresa, claro, me imagino que si por lo menos hubieran robado los equipos nuevos que tenían en los almacenes, pero no, robaron los que están en exhibición que seguramente la tienda ya los toma como “perdidos” porque están en uso.
En el video se ve que el carro tuvo problemas para salir de la tienda ya que la reja de seguridad no se lo permitía, la persona que entra a robar y agarra iPods, iPhones y iPads pero ninguna McBook que son mucho más caras, cosa que no tiene ningún sentido, además robaron los equipos una semana antes de la venta de los nuevos dispositivos, dejando los actuales en 99$ por debajo de su precio actual.
Luego entre los empujones frenéticos que le dieron a la reja caída con el carro para salir de la tienda, dejando seriamente afectado el carro, no se dieron cuenta de que una de las placas del auto quedo entre los escombros, además de que los dos cauchos traseros se desinflaron, por lo cual dejaron el carro cerca del lugar del robo, mientras buscaban lo necesario para repararlo en casa. Al regresar, la policía los esperaba.
Ahora el supuesto criminal tendrá que pagar una fianza de 600.000$ para librarse de los cargos.