El blobfish es un pez único en su tipo, que tiene un aspecto repulsivo, y muchos lo llaman el pez más repugnante, se encuentra en mar abierto. Este pez vive en aguas profundas, y los científicos lo atribuyen a la familia Psychrolutidae, generalmente vive en las aguas de Nueva Zelanda, Australia.

Casi siempre es encontrado en aguas muy profundas, de seis a 100 metros y es poco visto por los humanos. Los británicos lo llaman el pez sapo, así como el toro australiano. Este Pez con forma de gota tiene una estructura de cuerpo único, debido a que es muy similar a cualquier otro pez.
La longitud de su cuerpo puede llegar a medir hasta setenta centímetros, no tiene escamas ni aletas. En general, el cuerpo de estos peces es una masa gelatinosa, y su peso puede ser de hasta 10 kg. Este pez tiene los ojos grandes, a menudo es llamado triste, y la forma de su nariz, recuerda a la de un ser humano. Es comprensible que este pez diera la impresión de tener una cara triste porque el espacio interorbital en sus ojos es más ancho además su boca tiene forma caída.
Otra diferencia con el resto de los peces es que tiene una masa principalmente gelatinosa, con una densidad más baja que la del agua, esto permite que puedan flotar por encima del fondo marino sin gastar energía en la natación. La falta de músculo no es una desventaja, ya que pueden comer cualquier organismo que flote frente a ellos. Su fuente de energía primaria son pequeños invertebrados y plancton.
Este tipo de pez es comestible, pero últimamente los pescadores de Australia y Tasmania no lo cazan por miedo a romper sus redes entre las rocas, adicionalmente, el pez está en peligro de extinción.
Los blobfish son muy difíciles de observar en su entorno natural, y por lo tanto la ciencia no puede dar una información completa sobre ellos. Sin embargo, han logrado obtener un dato muy interesante que puede hacer que estos peces sean un poco más atractivos para la gente. Este pez es muy cuidadoso a la hora de su descendencia. Hecho muy extraño e inusual, el pescado “incuba” sus huevos. Después del desove, protegen y preservan la raza.
Las crías de estos peces, al nacer comienzan con una “educación” guiada por sus padres. Ellos nunca quedan sin la atención de sus padres, siempre están al lado de su madre. Todo esto sucede a pesar de que los enemigos naturales de este pez en las profundidades que habitan es casi nula.
Hoy en día, los peces blobfish son unas de las criaturas más misteriosas e incomprendidas en la tierra. La dificultad de un exhaustivo estudio se deriva del hecho de que viven en aguas demasiado profundas. Sin embargo, la popularidad de este pez es única, Internet está literalmente repleta de imágenes de la misteriosa criatura que forma parte de las calificaciones más extrañas de criaturas en la tierra.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este